lunes, 3 de junio de 2013

BIOY. Diego Trelles Paz

Título: Bioy
Autor: Diego Trelles Paz
Editorial: Destino
Págs: 301
Precio: 17 €

De la mano de la editorial Destino nos llega la obra ganadora del Premio Francisco Casavella de novela 2012, una novela dura y contundente que mezcla trazos de novela policíaca con la realidad más cruda, esa realidad que puede parecernos ficticia, pero que ha estado y está ahí para el recuerdo de aquellos que la sufrieron.
Y es que Diego Trelles paz, nos sumerge de lleno en el Perú más oscuro, en los tiempos de Sendero Luminoso, de policías militares corruptos, de abusos de autoridad, violaciones, muertes y locura; todo ello con una literatura tan soberbia como cruda de principio a fin.
A lo largo de las páginas de esta novela viviremos una historia que nos llevará por diferentes personajes, desde el año 1986 hasta el 2008, comenzando por relatarnos una aberrante tortura que unos militares ejercen sobre una joven estudiante, para luego ir introduciéndonos en una trama policíaca contada en primera persona por Humberto Rosendo, agente del servicio de Inteligencia del ejército peruano, el cual se encuentra infiltrado en una banda limeña liderada por Bioy, nexo de unión con el objetivo de la misión, el narco Natalio Correa.
Entre saltos temporales iremos adentrándonos en una narrativa que puede llegar a herir la sensibilidad de aquel que no vaya preparado, si bien es cierto que ya en su primera página se nos advierte, al darnos de lleno con un duro bofetón de frases que describen con detalle lo que podemos llegar a encontrar si seguimos leyendo. Lo fuerte, si nos paramos a pensar, es que aunque nos encontramos ante una novela de ficción, existen hechos y situaciones que realmente han ocurrido y seguirán ocurriendo, ya que las injusticias realizadas por gente corrupta, por militantes radicales, por capos de grupos organizados que ansían el poder, los cuales son respaldados por corruptos que a su vez ejercen de traidores a su causa… En definitiva, cruda realidad comprimida en una brillante novela genialmente enlazada de principio a fin.
El carácter de cada uno de los personajes que encontraremos en esta novela hará que no quedemos indiferentes, al poder prácticamente poner cara y gestos mentalmente, aunque la mayoría de los mismos puedan llegar a repugnarnos en gran medida, ya que pocos o ninguno lograrán crearnos más complicidad que la de transmitirnos datos de la historia, ya sea por su crueldad, forma de pensar, demencia, etc.
Existe un momento en la historia en el cual se abrirá paso una historia de amor, aunque esta será también un tanto alocada, frágil y llena de excesos de principio a fin.
Destacan los diversos giros narrativos que el autor va realizando, introduciendo al lector en descripciones de hechos que van desde una visión a vista de cámara a narraciones en primera persona con los pensamientos del personaje que los relata, pasando por conversaciones en las que únicamente observamos lo que un único interlocutor está diciendo. Realmente merece la pena dejarse absorber por esta experiencia literaria.
En un principio se nos van dando dosis argumentales que, en cierto modo, dejan en el aire esa falta de no saber muy bien hacia donde nos dirigimos, para ir luego encauzando cada ramificación temporal y llevarnos a entender el porqué y el cómo de todo lo que hemos estado leyendo con anterioridad.
No en vano, muchas críticas ponen a Diego Trelles Paz como un Vargas Llosa actual, por su calidad narrativa al compararlo con “La ciudad y los perros”.
En definitiva, si os veis con fuerzas de vivir situaciones muy duras a la par que disfrutar de una excelente novela perfectamente estructurada de principio a fin, encarecidamente os aconsejo que no perdáis de vista  este autor y  esta novela, llamada a convertirse en todo un clásico contemporáneo.
Luis Martínez Semper

No hay comentarios:

Publicar un comentario