viernes, 3 de mayo de 2013

PEORES MANERAS DE MORIR. Francisco González Ledesma


Título: Peores maneras de morir
Autor: Francisco González Ledesma
Editorial: Planeta
Págs.: 384
Precio: 18,90 € / 12,99 € (epub)

Una chica huye de su captor en una ciudad extranjera. Recorre las calles más céntricas de Barcelona espantada. Se pierde entre el gentío de la Rambla, ahogada entre su propia confusión. Ni siquiera es capaz de adivinar que su carcelero le sigue los pasos. En un momento dado, se cuela al interior de una finca antigua, de estado ruinoso y de pocos inquilinos. Cuando la chica cree que está a salvo, su perseguidor le atrapa matándola a ella y a la vecina que, accidentalmente, se cruza en el camino de ambos. Así arranca Peores maneras de morir, el último caso del inspector Méndez. Una novela que nos habla de la prostitución a través de dos asesinatos.
Francisco González Ledesma firma una novela negra de corte clásico. El inspector Ricardo Méndez responde al personaje prototípico del género. Alude a los rasgos que dieron tanta fama al Philip Marlowe de Raymond Chandler o al Lew Archer de Ross Macdonald. Tipo duro, aunque tierno cuando la situación lo exige. Méndez es capaz de mezclarse entre criminales y mantenerse a la altura, al mismo tiempo que recuerda poner flores junto a la tumba de  aquellos a los que abatió y alimentar a los gatos que quedaron huérfanos del individuo que mandó a prisión. 
Peores maneras de morir está escrita en un lenguaje coloquial y con un tono marcadamente nostálgico. Méndez mira hacia delante con un ojo mientras que con el otro lo hace para atrás. Los recuerdos inundan la historia y los pensamientos más profundos del protagonista. Barcelona, como de costumbre, deja de ser un escenario y se convierte en un personaje más de la novela, que asalta la escena, que respira y se mueve como un pez que aletea fuera del agua.
Francisco González Ledesma nos devuelve al personaje que le dio a ganar el Premio Planeta 1984 por Crónica sentimental en rojo o Una novela de barrio, premiada con el RBA Internacional en el 2007. El escritor nos asegura que es la última novela de esta serie. Lo cierto es que sigue siendo Méndez cien por cien, con su viejo Colt y libros en los bolsillos.
Fernando Roye

No hay comentarios:

Publicar un comentario