viernes, 3 de mayo de 2013

PARA SIEMPRE. Susanna Tamaro


Título: Para siempre
Autora: Susanna Tamaro
Traducción: Guadalupe Ramírez
Editorial: Seix Barral
Págs: 192
Precio: 17 € / 6,95 € (epub)

La muerte de la persona amada es siempre difícil de asimilar. Algunos, de hecho, no lo consiguen nunca. Otros necesitan su tiempo. Durante ese tiempo, las personas pueden cometer errores, cambiar radicalmente a ojos de los demás, pasar un verdadero infierno. Pero al final del túnel a veces está la luz, solo es cuestión de seguirla. De todo esto y mucho más va “Para siempre”, la novela de Susanna Tamaro de la que hoy os hablaré.
Matteo es un pastor de ovejas que vive supuestamente retirado del mundo, aunque en realidad la gente se empeñe en visitarlo de vez en cuando para aprender de su sabiduría. Matteo los atiende a todos con amabilidad y con paciencia, a pesar de no tener todas las respuestas que le piden. Él solo es un tipo corriente que ha pasado por un infierno personal tras la muerte de su mujer y su hijo años atrás, un hombre que al final encontró el camino a seguir. Qué es lo que le pasó a su familia, cómo le afectó terriblemente al antes cardiólogo y ahora pastor, las cosas terribles que pudo llegar a hacer y demás, son cosas que nos irá contando a los lectores, pero, también, y sobre todo, a su difunta esposa en una novela que se nos antojará una larga carta en busca de la expiación de los pecados y el perdón.
Pienso tras la lectura de “Para siempre” que la vida es una montaña rusa a la que nos subimos con los ojos vendados. De pronto estamos en la cresta, radiantes de felicidad, y al instante siguiente, sin que nosotros lo esperamos, el azar, el destino, llámalo cómo quieras, nos arrebata todo aquello que nos hacía felices. Tarde o temprano la vida nos volverá a llevar a lo más alto de la montaña, pero, ¿cuándo? ¿Y cómo pensar si quiera en ello cuando la gente que nos acompañaba ha desaparecido? Esto es lo que le sucede a Matteo, un prometedor cardiólogo. Su vida era feliz en compañía de Nora y su hijo, Davide. La pareja incluso estaba esperando un nuevo hijo. De pronto, Nora y Davide mueren en un accidente de tráfico y Matteo no sabe cómo seguir adelante. Primero llega la depresión, luego el alcoholismo, más tarde los actos deleznables. Cuesta creer que el protagonista y narrador de esta obra sea capaz de salir de tan venenosa espiral; pero lo hace. Deja todo y se convierte en pastor. Un pastor sabio y paciente. Aunque quizá no tan en calma como la gente que le visita en busca de consejo y respuestas piensa. Y es que Matteo carga aún con su pasado, con todas esas cosas de las que se arrepiente y no puede olvidar. La cuestión es: ¿encontrará la paz auténtica?
Como decía antes, esta es una novela a manera de larguísima carta dedicada a alguien que ya no está: Nora, la esposa de Matteo. Matteo rememora aquí todos los momentos felices que vivió con ella, sus pequeñas discrepancias, sus grandes diferencias; el terrible accidente, las cosas que sucedieron después. Poco a poco vamos conociendo más al protagonista y narrador, aunque no se puede decir que podamos empatizar con todo lo que hizo en el pasado (por mucho que sí entendamos su desesperación). Se trata, eso sí, de una historia muy humana contada con una enorme delicadeza y grandes dosis de sentimentalismo que nos hará recordar a las personas que ya no están, las cosas que hicimos con ellas, las palabras que nunca dijimos, el perdón que buscamos por nuestras acciones y que ellas nunca nos podrán dar.
“Para siempre” es una novela en cierta manera realista y triste que despierta en el lector sentimientos contradictorios; pero también una obra tremendamente intimista cargada de mensajes positivos. Pienso que muchos lectores, no solo ya los fans de la escritora italiana, encontrarán cierto consuelo con su lectura. Desde luego, es una obra que da mucho que pensar, a pesar de su brevedad. Permanece en la mente mucho después de acabar de leer la última página, eso te lo aseguro. Quizá no encuentres en ella todas las respuestas (¿quién las tiene, al fin y al cabo?), pero si eres de los que te gusta buscar el sentido de la vida, sobre todo cuando todo parece negro, ¿por qué no lo intentas con esta obra? Seguro que sacas mucho bueno de ella. ¿Lo comprobamos?
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario