lunes, 6 de mayo de 2013

NUBES DE KÉTCHUP. Annabel Pitcher


Título: Nubes de Kétchup
Autora: Annabel Pitcher
Traducción: María Díaz
Editorial: Alevosía
Págs: 280
Precio: 16,95 € / 9,99 € (epub)

A veces pienso que sería genial no tener conciencia. Solo así seríamos libres de hacer lo que nos diera en gana sin cargar luego con culpas verdaderas o ficticias. El problema es que muchos la tenemos y las cosas que hacemos mal, nos pesan. En ocasiones, incluso, el peso se convierte en una losa imposible de llevar. Necesitamos redimirnos de nuestros actos, ¿y qué mejor para comenzar hacerlo que confesarle todo a alguien que nos entienda? Este es el punto de partida de “Nubes de Kétchup”, la tan esperada nueva novela de Annabel Pitcher.
Zoe es el nombre inventado de una adolescente de quince años que en realidad tampoco vive en la calle Ficticia. La chica que se esconde tras esta identidad falsa ha cometido un terrible error, un pecado imperdonable del que no consigue librarse. Así se lo va contando a través de numerosas cartas a Stuart Harris, un preso americano en el corredor de la muerte. Solo él, cree Zoe, puede entender la culpa que la muchacha siente y ayudarla a encontrar un poco de paz. Mientras tanto, Zoe sigue haciendo su vida en el instituto, en casa, sin que nadie sepa que no es la niña inocente de antes.
Hay quien vuelca en un diario todos sus problemas, sus anhelos, sus temores. Otros prefieren confesarlo todo a través de cartas a sus amigos. Al fin y al cabo, el diario no puede contestarte; un amigo, sí. Aunque en el caso de Zoe, lo que importe no sea la respuesta, sino la confesión de todo lo que sucedió un año atrás. Y es que Zoe lo que busca es alguien que la entienda, aunque no le diga nada. Ese alguien jamás podría estar en su entorno. Tiene que ser alguien lejano que a la vez haya hecho algo tan terrible como ella. En ese caso, Stuart Harris, un tipo que mató a su esposa en Estados Unidos, es el candidato ideal.
Zoe no solo tiene que fingir en el instituto, sino también en casa, donde sus padres no dejan de pelearse porque papá ha perdido su trabajo y mamá, obsesionada por quedarse para cuidar a las tres chicas de la familia (especialmente a la mejor, sorda por un accidente), se empeña en no buscar un empleo. En esta subtrama, mucho más interesante de lo que pudiéramos pensar en un principio, está también la misteriosa figura del abuelo, desencadenante de muchas discusiones entre los padres de Zoe. El misterio de los padres se desvelará al final, casi junto al de la hija Y creedme cuando os digo que merece la pena esperar para conocer toda la verdad.
No puedo dar muchos detalles sobre la trama principal, pues entonces sabríais enseguida de qué va todo y cómo va a acabar. Lo que sí puedo decir es que la cosa tiene que ver con un chico, y que todo sucede, en esencia, porque Zoe quiere vivir demasiado deprisa sin darse cuenta de que, cuando se actúa sin pensar, se pueden herir los sentimientos de los demás. Ella se siente culpable por la consecuencia final de sus actos, sin fijarse en cómo ha llegado hasta ellos. Eso tan terrible y doloroso que pasó puede llegar a ser comprensible, hasta cierto punto. Otras cosas que hace esta chica nos harán preguntarnos por qué alguien tan aparentemente maduro e inteligente actúa de forma tan inconsciente. ¿La adolescencia? Quizá. En todo caso, puedas o no empatizar con ella, esa vorágine de sentimientos enfrentados que puede que se generen en ti puede ser bueno, pues al fin y al cabo te harán plantearte muchas cosas, pensar de otra forma, y, sin duda, no te dejarán olvidar fácilmente esta novela.
“Nubes de Kétchup”, esta nueva novela de Annabel Pitcher, la autora que tanto éxito obtuvo con su anterior obra, “Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea”, en definitiva, superará con creces las expectativas de los seguidores de la autora y de la crítica. No es de extrañar. Pocos escritores consiguen hoy en día tratar temas tan controvertidos de una manera tan delicada para mostrarnos puntos de vista realmente novedosos. Así que si te gustan las novelas que te hacen experimentar sentimientos contradictorios a la vez que te hacen reflexionar sobre nuestro mundo, no dejes de leer esta novela. Créeme: te sorprenderá.
Cristina Monteoliva 

3 comentarios:

  1. Todas las reseñas que he leído de este libro son muy positivas. Me gustó mucho el primer libro de esta autora (Mi hermana vive sobre...) y no sabía si sería capaz de mantener el nivel en su segundo libro. Parece que sí y en eso salimos ganando los lectores. Gracias por la reseña. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias a ti por leer mi reseña y por el comentario!

    ResponderEliminar
  3. Pues confieso que el tema no me interesaba lo más mínimo. Y el título menos aún. Sinceramente y sé que me voy a ganar enemigos, me parecen ñonerías, chorradas. Probablemente es que soy demasiado bestia para estas sensibilidades, lo admito.
    Peeeeeero...... al leer la reseña, me ha picado el gusanillo. Igual me transformo en alguien más sensible leyendo cosas de estas, quién sabe. Puede que le dé una oportunidad. Buena reseña!
    Carlos Navarro.

    ResponderEliminar