lunes, 6 de mayo de 2013

EL CANTO DE LA SIRENA. LAS CRÓNICAS DE CRONOS: LIBRO II. Anne Ursu


Título: El canto de la sirena. Las crónicas de Cronos: Libro II
Autora: Anne Ursu
Traducción: Alberto Jiménez Rioja
Editorial: Everest
Págs: 391
Precio: 19,95 €

En esta segunda parte de “Las crónicas de Cronos”, El canto de la sirena, se centra en la continuación de la historia de Charlotte y Zee, nuestros héroes de la primera parte, El ladrón de combras. En esta nueva aventura, como era de esperar, los dos primos no estarán a salvo después de enfrentarse a Filonecron, que no parará en su empeño de tener a Zee. Aunque a quien tenemos que temer esta vez no será a Filonecron (al menos no del todo), sino a uno de los Dioses más poderosos de los Siete Mares, Poseidón. Pero eso nuestros protagonistas no lo sabrán hasta que sea demasiado tarde.  
La historia empieza con Charlotte, a la que sus padres han castigado indefinidamente por su huída en la noche para salvar a la humanidad de un ejército de sombras. Evidentemente esto no le gusta un pelo a ella, que no puede contar a donde fue realmente ni lo que hizo, tratar a un héroe así es de lo más injusto. Pero bueno, su vida sigue en el colegio, donde tiene a su amiga Maddy y en donde conocerá a un enigmático y monísimo chico llamado Jasón que resulta ser el amigo de Zee. Las cosas no es que le vayan del todo bien a Charlotte, pero no sabe que las cosas pueden siempre ir a peor, y es que Zee cambia de la noche a la mañana, interesándose por su amiga Maddy y cambiando completamente de personalidad ¿Será el amor o le pasa algo a su primo? Intenta no darle importancia ya que tiene un problema mayor, a sus padres les ha tocado un interesante y educativo crucero para conocer sitios históricos y que estará plagado de charlas educativas que a Charlotte no le importan lo más mínimo. Está a punto de embarcarse en un viaje de lo más interesante sin saberlo.
Y es que cuando los dioses griegos quieren verte muerta, tu vida es de lo más interesante. Charlotte tendrá que lidiar, esta vez sola, contra sus enemigos. Esta segunda parte es trepidante, emocionante y cautivadora, no habrá un solo momento de paz en toda la novela, siempre estará ocurriendo mil cosas que pondrán en peligro a nuestros queridos protagonistas. Tendrán que lidiar con sirenas, con un barco a la deriva, con monstruos marinos de los más variopintos (desde agresivos a divertidos), con su archienemigo Filonecron y, por supuesto, con el mismísimo Poseidón. Esta vez la autora se ha decantado por la acción frenética sumergiéndonos en un torbellino que nos engullirá de principio a fin.
Esta segunda parte destaca por las relaciones de padres e hijos, tanto de Charlotte, como de Zee, incluso de nuestro nuevo compañero Jasón, que guarda más de un secreto. Todos ellos tienen problemas con sus padres, pero en este libro aprenderán que les quieren y que los necesitan más de lo que creen. Se ensalza también el sentido de la amistad, Zee y Charlotte no pasarán por su mejor momento, Zee decide salir con su mejor amiga y eso no es algo que le haga demasiada gracia. Y aunque en este libro apenas están juntos creo que afianzan un poco más esa amistad que han forjado desde el primer libro. Uno de los aspectos que se incluyen en este libro son las relaciones amorosas de esta etapa, donde los enamoramientos y desenamoramientos están a la orden del día.
En definitiva, una segunda parte muy adictiva, repleta de acción, llena de monstruos marinos, con muchos sentimientos y que nos deja con ganas de más. Estoy deseando empezar el siguiente libro para saber cómo termina esta trilogía.
Nidia Jiménez

No hay comentarios:

Publicar un comentario