viernes, 10 de mayo de 2013

EJÉRCITO ENEMIGO. Alberto Olmos


Título: Ejército enemigo
Autor: Alberto Olmos
Editorial: Mondadori
Págs: 279
Precio: 19,90 €

Santiago es un tipo obsesivo: “Mi síndrome exclusivo puede definirse con rapidez: guardo palabras. Desde niño (…) vengo acumulando todas las cartas que recibo (…). Ahora conservo todos los mails que me envían (…) Tengo sms que datan de hace más de diez años” (p.12).
También es un tipo que no se quiere (p.13):  “Yo soy mi propia basura”
Santiago anota cada día lo que hace en apenas unas líneas haciendo hincapié en las veces que se masturba o que mantiene relaciones sexuales.
Santiago recibe de Daniel una envenenada herencia: una clave para acceder a su correo electrónico. Con este sugestivo inicio empieza la novela de Alberto Olmos- también conocido en su faceta de crítico literario como El lector malherido- Ejército enemigo.
Santiago y Daniel habían enfriado su amistad. Todo por culpa de una frase: “La solidaridad ha fracasado” (p. 18), “La solidaridad no sólo ha fracasado, sino que ha evitado la reacción (…). Ha abierto sucursales de esperanza en el espacio reservado a las franquicias de la revolución” (p.19).
Toda la novela se convierte así en un ir y venir hacia el pasado, hacia los recuerdos. La lectura de cada uno de los correos electrónicos de su amigo llega a obsesionar al protagonista y, al mismo tiempo, descubre una faceta menos amable quizás. Daniel, el fallecido, se dedicaba en cuerpo y alma a los demás a través de una ONG. Pero ese interés por los demás y por el mundo que nos rodea le lleva a adquirir cada vez más una conciencia que va más allá de lo solidario.
Santiago va desentrañando la madeja a través de todos esos correos electrónicos que día tras día lee y relee, clasifica, busca y rebusca. Su obsesión le lleva a perder su trabajo de publicista, trabajo que había ido decayendo. Paralelamente intenta descubrir los últimos momentos de la vida de Daniel para lo cual se pone en contacto con aquellos amigos a los que no conocía. La trama le llevará al extremo de poner en peligro su vida.
Tras la trama del libro de Olmos, que hay que reconocer que no llega a decaer, también se esconde un interés por  desentrañar el mundo de las Organizaciones No Gubernamentales. Mundo que no siempre es tan transparente como parece.
El libro incluye varios planos narrativos que se entremezclan. La narración propiamente dicha, el contenido de los correos electrónicos de Daniel, el contenido del diario de Santiago, etc… Además nos encontramos con diversas imágenes que nos explican la búsqueda de Santiago. Imágenes que no son propiamente ilustraciones sino textos en forma de imagen. Algo que recuerda a aproximaciones similares efectuadas por Vicente Luis Mora en Alba Cromm.
Ejército enemigo es una novela recomendable que no decae ni en su final.
Luis Vea


No hay comentarios:

Publicar un comentario