viernes, 12 de abril de 2013

HELEN NO PUEDE DORMIR. Marian Keyes


Título: Helen no puede dormir
Autora: Marian Keyes
Traducción: Matilde Fernández de Villavicencio
Editorial: Plaza & Janés
Págs: 528
Precio: 19,90 € / 11,99 € (epub)

Imagina que eres una detective privada irlandesa con serios problemas económicos. Ahora piensa que alguien te da un importante trabajo. Imagina también que es casi imposible resolver el caso. Bien, no imagines más: todo estoy mucho más es lo que vas a encontrar en “Helen no puede dormir”, la nueva novela de Marian Keyes que hoy te vengo a comentar.
Helen, la menor de las hermanas Walsh ha tenido que volver a la casa de sus padres después de perder su piso. Son tiempos duros para una detective privada como ella en Irlanda, y la crisis económica no está repercutiendo no solo en su situación económica, sino también en su salud mental. Efectivamente, Helen sabe que está de nuevo cayendo en la depresión. Pero no puede dejarse vencer, al menos no ahora que tiene por fin un trabajo. Helen ha de encontrar a Wayne Diffney, uno de los componentes de una antigua “boy band” cuyos miembros planean dar una serie de conciertos de reencuentro. Si Wayne no aparece, todo se irá al traste. ¿Conseguirá Helen dar con él a tiempo?
Para los que no conozcáis la trayectoria de Marian Keyes, os contaré que esta ingeniosa autora irlandesa intercala la publicación de novelas independientes (en el sentido de que no tienen continuidad en otra obra) con la de novelas referentes a la familia Walsh. La saga Walsh nos habla, en cada uno de sus volúmenes, de la historia de una de las chicas de la familia. Con “Helen no puede dormir” se supone que llegamos al final de esta saga, a no ser que Marian Keyes nos sorprenda en el futuro con una novela sobre Kate, la insufrible hija de Kate o sobre mamá Walsh (desde luego, el personaje se lo merece), por ejemplo.
Helen, la menor de las díscolas Walsh, es también la menos simpática de todas. Al menos, eso es lo que piensa todo el mundo. Será por su escasa empatía, por la acidez de su sentido del humor, por la lista de cosas que odia, por… En fin, que Helen no es la alegría de la huerta cuando se relaciona con los demás, aunque os aseguro que os hará reír, y mucho, con su forma de ser y de contarnos todo lo que le sucede en esta desternillante novela negra.
La novela, además de contener un curioso caso por resolver, gira entorno a varios temas de actualidad. El primero de ellos, la reunión de los antiguos grupos de música pop compuestos por cinco chicos. Sé que muchos no estaréis puestos en el tema, pero lo cierto es que en los últimos años han sido montones las bandas de este tipo que se han vuelto a reunir: BSB, NKOTB, Take That… La banda de la que con tanta gracia (ironía, sarcasmo, tal vez cierto realismo) nos habla Marian (está claro que conoce el tema, también que, al igual que a mí, le produce algo así como un “amor-odio”) se parece bastante a los Take That, aunque con muchos matices.  Pero mejor os leéis esta historia y luego lo hablamos, ¿de acuerdo?
Otro tema que sobrevuela la narración continuamente es la crisis en Irlanda. Esta situación no solo afecta a Helen, sino también a muchos de los personajes de la novela. Sin embargo, gracias al consabido sentido del humor de Keyes, no resulta deprimente el tratamiento asunto. Tan solo real.
El tercer tema fundamental de esta novela, y no por ello menos importante, es el de la depresión. La nueva depresión de Helen (esta no es la primera vez que sufre de este mal) viene motivada por algo muy concreto: la pérdida de su piso y, por consiguiente, su libertad. La protagonista de esta historia se encuentra tan mal, que apenas puede dormir, de ahí el título que en Plaza & Janés le han dado a este libro. (El original es The mistery of Mercy Close, es decir, “El misterio de Mercy Close”). El tema es tratado por Marian Keyes de tal forma, que es imposible no sentir empatía por las personas que se encuentran así de mal. Creedme: merece la pena comprobarlo.
Diré finalmente que “Helen no puede dormir” es la novela menos romántica de Marian Keyes (Helen está saliendo con Artie, un guapo policía; pero su relación no es ni por asomo una parte fundamental del libro), lo que espero que anime a acercarse a ella a todos aquellos lectores que aún no se han dado cuenta de lo diferente que es el género “chick-lit” del “romántico” más clásico.
“Helen no puede dormir”, en definitiva, es una novela fresca y actual cuya mezcla de géneros te hará querer leerte el libro de un tirón. Como siempre, la literatura de Marian Keyes no solo divierte, sino que también provoca sentimientos enfrentados en los lectores conforme vamos entrando en asuntos de lo más espinosos de la actualidad (o no tanto). Es por ello que recomiendo su lectura tanto a los seguidores de esta gran escritora irlandesa como a los lectores sin perjuicios que tengan ganas de pasárselo muy bien mientras también reflexionan sobre el mundo que nos ha tocado vivir.
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario