lunes, 29 de abril de 2013

EL FARO DE LOS ACANTILADOS. J. L. Martín Nogales


Título: El faro de los acantilados
Autor: J. L. Martín Nogales
Editorial: Anaya
Págs: 206
Precio: 10,50 €

J.L. Martín Nogales nos trae una novela juvenil muy interesante y entretenida: El faro de los acantilados. Desde hace un tiempo, vengo escuchando el tópico de que hay mucha literatura juvenil mala, pero también existe aquella que es buena y que debería leerse en todos los institutos españoles. Creo que este es el caso de El faro de los acantilados. Supongo que esta novela sí llegará a las clases, puesto que en ella se incluye un cuadernillo con ejercicios para que los lectores trabajen con ella.
El faro de los acantilados nos trae la historia de un grupo de amigos que viven en un pequeño pueblo del norte y que se ven sumidos en una misteriosa aventura: el maestro del pueblo ha desaparecido. Los chavales desean descubrir las circunstancias de su desaparición, ya que no creen que se haya caído de los acantilados, sino que hay algo mucho más peligroso tras su desaparición. Con la ayuda del farero del pueblo, un cuaderno con notas del profesor y sus libros con anotaciones, se adentrarán en una fantástica aventura, todo ello en torno a la Guerra Civil que se librando más allá de las montañas del pueblo.
Lo primero que me llamó la atención de esta novela es que se sitúa en un ambiente realista, nada de magia, nada de vampiros, nada de hombres-lobo ni personajes encantadores y multimillonarios. En El faro de los acantilados nos encontramos con unos personajes de carne y hueso, unos niños que se han visto envueltos en una desaparición. Por ello, sus comportamientos y reacciones son como los de cualquier chaval de su edad. Por supuesto, también conocen lo que es el primer amor, pero de un modo tierno e inocente, tal y como sucede en la vida real. En segundo lugar, no hay jóvenes rebeldes que odian el colegio, los maestros, la literatura. En cierto modo, lo que se persigue con esta novela es demostrar a los jóvenes que la lectura puede ser apasionante y no una actividad aburrida.
Es por ello que en este libro hay numerosas referencias metaliterarias. He disfrutado muchísimo al reconocer cada uno de los autores que se mencionaban en la novela. Además, Nogales domina el arte literario, sabe cómo incrustar fragmentos de poesías, de novelas, con tal de que la historia continúe con un buen ritmo y los lectores no sientan que les están queriendo meter los autores por la cara.
De esta forma, creo que los jóvenes que lean la novela se pueden sentir identificados con los protagonistas y, además, quedar seducidos por la magia de la literatura y por la fuerza de las palabras, que es algo que intenta demostrar también el maestro de los jóvenes protagonistas. Y es que la palabra puede hacer mucho daño pero también puede ayudar muchísimo. No puedo contar nada más porque desvelaría mucho de la trama, pero lo que sí os puedo adelantar es que en esta novela todo se encuentra muy bien tejido y que el final no deja indiferente a nadie, sino que es la última pieza que encaja perfectamente con el resto del puzle.
El faro de los acantilados es una novela entretenida e interesante, con una historia que parece, a primera vista, muy sencilla, pero que esconde una reflexión  mucho más honda de lo que es nuestro patrimonio cultural.
Elena Montagud

No hay comentarios:

Publicar un comentario