lunes, 25 de marzo de 2013

UN FRAGMENTO DE NOCHE EN UN FRASCO. Daniel Hernández Chambers


Título: Un fragmento de noche en un frasco
Autor: Daniel Hernández Chambers
Editorial: Everest
Págs: 275
Precio: 14,95 €

Es normal que Daniel Hernández Chambers haya conseguido llevarse el Premio de Narrativa Everest. Al principio, juzgué el contenido por la portada y pensé que sería una historia demasiado infantil para mí (y que conste que también sé disfrutar de obras infantiles). No obstante, fue comenzar a leerlo y cambiar de idea. Me mantuvo atrapada desde sus primeras páginas y en dos días lo acabé. Esa es otra de sus ventajas: que es tan ameno y con una prosa tan sencilla pero a la vez cuidada, que puedes leerlo rápidamente, enfrascada en la lectura sin hacer caso de todo lo demás. Mira, otra de sus ventajas: que te olvidas del resto, que te metes de lleno en esta historia llena de fantasía y leyendas.
Un fragmento de noche en un frasco empieza con el “secuestro” de una muchacha, Sophie, que al parecer tiene poderes especiales. Su secuestrador se hace llamar lord Voriak y parece un hombre muy extraño. Por mucho que Sophie quiera escapar le es imposible, ya que han robado su sombra y la han metido en un frasquito. Así que aquí empieza su cautiverio, en una especie de ático tenebroso donde se va a encontrar con extrañas criaturas, también cautivos como ella. Pero algo de luz aparece en su vida: un ladronzuelo llamado Adam, que se queda prendado de ella cuando la asomada a la ventana. Es por eso que decide intentar rescatarla. Paralelamente se va construyendo otra trama, con un grupo de aficionados a las leyendas y mitos y que conforman una sociedad secreta llamada Sociedad Mivart (a la que también pertenece lord Voriak). Uno a uno, sus miembros irán apareciendo muertos… ¿Quién se esconde detrás de estos oscuros asesinatos?
Ambas tramas transcurren en el mismo espacio: la neblinosa ciudad de Londres, con sus callejuelas siniestras, llenas de rateros en esa época. No es que Daniel dedique mucho tiempo a describir la ciudad, pero tampoco es importante. Lo relevante en esta historia es la historia que se va construyendo alrededor de Sophie, la protagonista, y de otro de sus protagonistas, William, uno de los miembros de la Sociedad Mivart. Ambos viven a contrarreloj, intentando encontrar una forma de salvar sus vidas. Adam es el punto de unión entre ellos. Como veis, todo está perfectamente relacionado y bien construido, para que no quede ningún hilo suelto. Además, su autor ha conseguido mantener la tensión y el misterio en toda la novela y va dando giros a la historia para que el lector desee saber más y más y vaya creando sus propias conjeturas.
Por otra parte, la imaginación de Daniel es exquisita. Jamás habría pensado que me encontraría un argumento así, con semejantes personajes. Lord Voriak es uno de los más interesantes y, eso sí, me habría gustado que se analizase más a fondo, aunque entiendo que es una novela juvenil y, por tanto, para los jóvenes está bien así: no sobra ni falta nada. Las fantásticas criaturas que ha plasmado en su historia me han encantado y, por eso, también habría preferido que jugara más con ellas. ¿Cabría la posibilidad de una historia alternativa o segunda parte…?
En fin: Un fragmento de noche en un frasco es una lectura más que recomendada, un soplo de aire fresco entre tanta literatura juvenil semejante. Se nota que Daniel ha trabajado en esta novela para dejar todo bien cohesionado, crear una trama sólida y unos personajes atrayentes.
Elena Montagud

1 comentario: