lunes, 18 de marzo de 2013

LA MANCHA NEGRA. Manuel Sánchez Dalama


Título: La mancha negra
Autor: Manuel Sánchez Dalama
Editorial: Algaida
Págs: 248
Precio: 18€

Todos recordamos aquel fatídico Noviembre del 2002, cuando un petrolero cargado con 77.000 toneladas de petróleo, de la más mala calidad, se partió en dos frente a las costas gallegas, anegando de chapapote las mismas y constituyendo una de las catástrofes medioambientales más grandes de la historia de la navegación.
El libro que hoy reseñamos nos transportará a aquellos días, a la vez que nos sumergirá en una historia policíaca, entremezclada con sentimientos y recuerdos, los cuales llegarán a nuestros corazones, haciéndonos participes de realidad y ficción a partes iguales.
Todo comienza con los recuerdos del protagonista, Ángel, contándonos como en su infancia fue con sus padres de vacaciones a Camelle, un pueblecito de la “Costa da Morte”, al noroeste de Galicia. En ese pueblo pudo disfrutar de uno de sus mejores veranos, al encontrarse con su primer amor, a la vez que conoció a Manfred Gnädinger, un alemán anacoreta que convirtió su hogar en un museo, a base de esculturas con piedras y dibujos en forma de circunferencia.
La historia nos transporta de nuevo al presente de Ángel, convertido en hombre y miembro de la policía, casado, aunque con una relación que comienza a extinguirse, en gran parte por su culpa, a causa de su adicción a la bebida y su hundimiento personal. Entre tanto, se nos irá narrando paralelamente todo lo que aconteció en la tragedia del Prestige visto desde los ojos del capitán Mantouras, principal responsable imputado en aquellos días.
Metidos por un lado con la trama policiaca de Ángel y con la tragedia gallega por el otro, quedaremos atrapados en una historia llena de sentimientos encontrados, algo de intriga y sorpresas que calarán hondo en el lector, haciéndonos disfrutar de una perfecta conexión entre ambas historias, para dar lugar a una experiencia disfrutable de principio a fin.
Llama la atención el calado humano de todos los personajes reflejados en la novela, así como la perfecta unión de las diferentes piezas que componen la misma, transportándonos al pasado y a aquel presente fatídico del 2002, mientras nos sentimos participes de un pasado que no volverá, un presente que debemos saber apreciar y un futuro que deberemos forjar sin tener que mirar atrás y lamentarnos de aquello que nunca hicimos.
Uno de los aspectos destacables de La mancha negra, ganadora del XIV premio de novela ciudad de Badajoz, es la combinación de momentos y personajes reales con la ficción, invitándonos tras su lectura a saciar nuestros conocimientos, buscando personajes como Manfred Gnädinger, un hombre considerado como la única víctima humana de la tragedia del Prestige, o bien indagando un poco más sobre el capitán del petrolero, incluso de la población de Camelle.
La lectura de esta novela se hace amena, sin ganas de dejar de leer en ningún momento y disfrutando de cada página, así como de todas y cada una de las situaciones que iremos viviendo a través de las mismas.
Sinceramente, un libro muy recomendable y un autor que de seguro seguirá deleitándonos con su buen hacer a la hora de contarnos historias.
Luis Martínez Semper

No hay comentarios:

Publicar un comentario