jueves, 7 de marzo de 2013

Conversando en diferido con JUAN MADRID


No se puede hablar de novela negra escrita en España sin mencionar a Juan Madrid. Desde sus inicios en 1980, con Un beso de amigo, hasta nuestros días, con Los hombres mojados no temen la lluvia, Juan Madrid se ha convertido en un valor indiscutible del género.
Tuvimos la suerte de compartir unas palabras con el autor y creador de personajes tan emblemáticos como Toni Romano o Flores. Ahora las publicamos para todos nuestros lectores.

Los hombres mojados no temen la lluvia es la obra con la que ha ganado el XIV Premio Unicaja de Novela Fernando Quiñones. ¿A qué alude el título de su novela?
“Mojado” es una palabra de argot carcelario. Indica a los hombres que han matado y que ya no temen a nada. Todo les da igual. Su destino está marcado.

Liberto Ruano es el personaje principal de la novela, ¿él también es un mojado?
Tengo la impresión que más bien Liberto Ruano es un hombre marcado por el destino. Una especie de “hado fatal” del que no puede librarse.

© P. Cosano/ANAYA

¿Por qué cree que gustan tanto los antihéroes?
Mis protagonistas suelen ser antihéroes. Personajes nada ejemplares, más cerca de la realidad que los héroes clásicos positivos. Pretendo reflejar la vida real. Creo que el lector se identifica más y mejor con ellos. Son más cercanos. La vida nos enseña que el mundo no está dividido en “buenos” y “malos” de forma tajante.

En su novela, la corrupción moja a todos. Y me pregunto: ¿Puede haber literatura sin corrupción?
En toda mi obra pretendo contar una especie de historia secreta de la España de hoy desde los inicios de la llamada “transición”. Desde 1980, fecha de publicación de mi primera novela, “Un beso de amigo”, hasta la última, he pretendido  dar una alternativa al discurso del poder. Contar lo que de verdad sucede. La corrupción, las múltiples corrupciones, tienen un lugar prioritario en mi literatura.
Un vistazo somero a la literatura que hoy se hace en España le puede dar la respuesta a su segunda pregunta. Uno hace la literatura que puede y quiere.


Banqueros, políticos y mafiosos... Como dice el tango, todos en el mismo merengue. ¿Qué opina acerca de los movimientos sociales surgidos a raíz del 15-M?
No hay diferencias entre banqueros “legales” y banqueros “ilegales” (mafiosos). Son las dos caras de una misma moneda. En cuanto a los movimientos del 15 M, fueron una explosión sin organizar  de furia y cabreo ante el Golpe de Estado realizado por los bancos y las grandes corporaciones financieras. Ese movimiento debe organizarse y luchar por los derechos ciudadanos conculcados. Solo así serán efectivos.

Esta pregunta es casi una tentación: ¿El personaje que aparece en su novela, Juan Delforo, también escritor, tiene algo de álter ego?
Yo tengo parte de mÍ en casi todos los personajes de todas mis novelas. Se trata de un viejo y conocido juego literario muy frecuente. Hay suficientes pistas... el lector debe adivinarlo.

¿Tiene un método de trabajo a la hora de escribir?
Sin método no hay trabajo posible. Escribo todos los días durante casi nueve horas. En realidad, el día entero estoy ocupado en escribir o en pensar sobre lo que estoy escribiendo. Cualquier otra actividad, como por ejemplo contestar entrevistas o acudir a actos sociales, representan para mí una pérdida de tiempo.

© P. Cosano/ANAYA

Hace relativamente poco que se publicaron las tres novelas protagonizadas por Manuel Flores, policía de etnia gitana y personaje tremendamente carismático. ¿Se ha planteado, en algún momento, escribir una nueva novela del personaje?
Fueron los guiones de “Brigada Central” que los convertí en novelas, que se editaron en tres gruesos tomos. De momento no tengo previsto seguir con Flores, uno de mis personajes que más quiero. Pero, ¿quién sabe?

¿Leeremos otra de Toni Romano?
Tengo siete novelas de Toni Romano. Tardará un tiempo en la próxima.

El libro digital ya es una realidad. ¿Cuál cree que será el reto editorial de los próximos años?
No tengo la menor idea, ni me importa el soporte. Yo seguiré escribiendo mis novelas y mis cuentos y o lo que tenga que escribir, sin preocuparme de otra cosa que no sea hacerlas lo mejor que pueda.

Fernando Roye

No hay comentarios:

Publicar un comentario