jueves, 21 de febrero de 2013

LA CERCA. Jean Rolin


Título: La cerca
Autor: Jean Rolin
Traducción: Luisa Feliu
Editorial: Sexto Piso
Págs: 173
Precio: 18 €

Hay libros que son muy fáciles de explicar, aquéllos que son lineales, sencillos, que mantienen la estructura clásica de una novela cualquiera. “La cerca” no es de ese tipo. En ella, Rolin nos transporta a los alrededores del Boulevar Ney, una zona de París en la que enmarca la otra parte de la historia: la vida del Mariscal Ney, un excéntrico personaje que coincidió en tiempo con Napoleón. Mientras Rolin nos muestra con sus ojos las calles y los edificios de la zona, nos enseña a la vez la vida del personaje, sus idas y venidas, sus diatribas en los campos de batalla y su fatal destino retratado en un cuadro de Jean-Léon Gérôme.
Este es el tipo de libros inclasificables, que se mantienen en medio de una especie de libro histórico, por el personaje central del que trata, pero que a la vez tiene un punto de fotográfico, al ponernos en los ojos de Rolin, cronista de una sociedad que analiza y disecciona con su mirada.
Sólo Rolin puede conseguir unir dos puntos que parecen totalmente independientes: de un lado el carácter histórico de la vida de Ney, de otro la vida de los habitantes que hoy en día deambulan por el Boulevard que lleva su nombre, como si de un espejo se tratara la relación entre pasado y futuro, entre lo que ocurrió y lo que ocurre, la continuidad de la Historia.
Al final uno se queda con la sensación de que se trata un libro sobre la frugalidad del tiempo y de la victoria, sobre la escasa línea que separa el triunfo y la derrota, sobre lo complejo de la vida humana y el destino; esa despiadada cruz que puede cambiar en cuestión de minutos.
¿Quién le iba a decir a aquél victorioso Duque de Elchingen que moriría por balas francesas? ¿Que su destino era el fracaso y el fusilamiento? ¿Cómo comprender el cambio de hombre envidiado y poderoso a paria de la sociedad? Inevitable no acordarse de Edmond Dantés, protagonista de El conde de Montecristo.
Rolin es un autor curioso. Hay que tener las ideas muy claras para que te salga un libro como este. Y a la vez es algo arriesgado. Él prueba y lo hace, y lo mismo te habla de los “Cristianos” que le sale una trama de espionaje como con “El rapto de Britney Spears”.
Una cosa está clara: hace muchas cosas y las hace bien. No hay que perderle la pista a este autor.
Laura Corral

No hay comentarios:

Publicar un comentario