lunes, 18 de febrero de 2013

EL AFINADOR DE HABITACIONES. Celso Castro


Título: El afinador de habitaciones
Autor: Celso Castro
Editorial: Libros del Silencio
Págs: 160
Precio: 14 €

Leyendo este título de Celso Castro quizá venga a la memoria del lector una novela bastante vendida hace unos años, El afinador de pianos de Daniel Mason. Lo de los pianos se entiende, pero… ¿habitaciones? Uno se pregunta antes de empezar de qué irá la cosa.
Precede a El afinador de habitaciones (2010) la historia de La cuervo, escrita once años antes. En ella encontramos a esta adolescente que a su edad va de luto por la vida. Sus razones tiene. Pronto intimará con el narrador, en una relación que irá evolucionando con las páginas. El mismo narrador encontramos en El afinador de habitaciones, donde seguimos comprobando que eso de las mujeres se le da de maravilla. Tiene diecisiete años, vive con su abuela y lidia con una ansiedad que trata de mitigar bebiendo coñac. Aprecia la buena literatura, en el libro abundan las referencias a Nietzsche, Maiakovski, Flaubert y Samuel Beckett.
Del Nobel irlandés se cuentan entre otras cosas la historia de su apuñalamiento y aparece una cita genial que el narrador anota en su cuaderno (o en su escombrera, como la llama él): “el arte es la apoteosis de la soledad”. Las relaciones del protagonista con las mujeres tienen mucha presencia en la novela, en la que también aparece el fantasma de su madre y algún personaje es asesinado. Algunas pequeñas historias que permanecerán en el recuerdo del lector son la del sabbath judío y el cómputo de los pasos o la relación entre la escritura de la letra t y la fuerza de voluntad que el narrador encuentra en un libro sobre grafología.
La forma de escribir de Celso Castro se sale de lo convencional. Aparte de ciertas libertades tipográficas, como la ausencia de mayúsculas o el uso caótico de los guiones (según he leído, guiñándole el ojo a Nietzsche), consigue crear una cadencia, una atmósfera que envuelve con una capa sutil de sensaciones al lector.
Está muy bien el libro, habrá que seguir al autor, buscando por ejemplo Astillas, continuación de la novela y segunda parte de la trilogía.
Jesús Artacho Reyes
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario