lunes, 11 de febrero de 2013

DESTRIPADOR. Stefan Petrucha


Título: Destripador
Autor: Stefan Petrucha
Traducción: Alberto Jiménez Rioja y Nuria Jiménez Rioja
Editorial: Everest
Págs: 504
Precio: 14,96 €

El steampunk, movimiento retrofuturista que nos muestra un siglo XIX lleno de cachivaches fantásticos, está de moda. Muchos son los ejemplos de novelas y relatos para adultos que hemos podido leer en los últimos meses. Se hacía necesario, sin embargo, alguna novela apta para los más jóvenes. Menos mal que en Everest lo han tenido en cuenta y han tenido a bien publicar recientemente “Destripador”, la obra de Stefan Petrucha de la que hoy os hablaré.
Carver Young, un joven inquieto y perspicaz aficionado a las novelas detectivescas, es también un huérfano neoyorkino de finales del siglo XIX. La vida de este chico de catorce años cambia radicalmente el día que es adoptado por el señor Hawking, un excéntrico detective privado que vive en un manicomio. Hawking le mostrará a Carver la Nueva Pinkerton, una agencia de detectives privados secreta y subterránea, además de unos cuantos trucos útiles que puede que le sirvan al chico a encontrar a su verdadero padre a la vez que a capturar, junto a sus nuevos compañeros, al temible “Jack el destripador”. Carver es rápido aprendiendo, pero “el destripador” siempre le lleva ventaja. ¿Será el muchacho finalmente capaz de detenerle y descubrir, de paso, la verdadera identidad de su progenitor?
Mucho, y generalmente bien, se ha escrito sobre Jack el Destripador, el terrible asesino que pusiera en jaque a la policía del Londres de su época. El personaje produce repulsa y fascinación a partes iguales en los lectores de todas las épocas, así que, ¿por qué no introducirlo como elemento principal en una novela juvenil llena de acción y aventuras en una Nueva York de finales del siglo XIX llena de nuevos inventos (algunos reales, otros propios del género steampunk, es decir, inventados y acorde con lo que en la época se pensaba de lo que sería el futuro)? Esto es precisamente lo que vamos a encontrar en “Destripador”, la novela del ingenioso escritor Stefan Petrucha.
El protagonista de esta novela es un joven huérfano metido a detective, el audaz Carver Young. Carver tiene muchas ganas de aprender el oficio de detective, pero más aún de descubrir la identidad de su padre. En esta increíble aventura le acompañarán, entre muchos, además del ya nombrado Hawking (un tipo excéntrico donde los haya), los también huérfanos y posteriormente adoptados, Delia (una chica muy inteligente que en un futuro será una gran periodista) y Finn (el granuja del orfanato que de pronto se ve como miembro de una familia muy adinerada); Teddy Roosevelt (el mismo que en el mundo real llegara a presidente de los Estados Unidos) y su hija, la indomable Alice (supuestamente, también era así en la vida real). Mención aparte merece la de ese Jack el Destripador que decide de pronto continuar con sus maldades en los Estados Unidos. Pero, ¿es de verdad el mismo Jack o tan solo un imitador? ¿Por qué asesina a las mujeres neoyorkinas? ¿Y por qué se burla todo el rato del chico? La respuesta a estas y otras muchas preguntas las encontraréis en el libro, así que, ¡ya sabéis!
Aunque parezca increíble, muchos de los cachivaches que conoceremos en esta obra, existían en realidad en la obra, tal y como podemos comprobar al final del libro, en el “Glosario de personajes y artilugios”. Lo que no me ha quedado muy claro es si sería posible que alguien los conociera y los usara todos a la vez. Pero, bueno, ahí está la gracia del género steampunk.
“Destripador”, en definitiva, es una novela negra juvenil llena de acción, aventuras, crímenes, artilugios prodigiosos, un villano escurridizo y un joven intrépido que no parará hasta conseguir atraparle. Sumérgete ahora en la Nueva York de finales del XIX en compañía de Carver Young y sus amigos, sigue las pistas junto a ellos y descubre, finalmente, que en todo buen thriller nada es lo que parece.
El steampunk está de moda y los aficionados al género lo celebramos. Si no lo conoces aún, creo que “Destripador” es una buena novela para introducirte en él. Y si eres amante de las emocionantes historias de corte juvenil, este libro te lo hará pasar la mar de bien. Así que, ¿a qué estás esperando?
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario