lunes, 25 de febrero de 2013

¡ABAJO EL COLEJIO! Geoffrey Willians


Título: ¡Abajo el Colejio!
Autor: Geoffrey Willans
Ilustrador: Ronald Searle
Traductor: Jon Bilbao
Editorial: Impedimenta
Págs: 112
Precio: 15,95 €

Vaya, el torpe del reseñista ha colado una errata en el título, ya que colegio se escribe con g. Es cierto, pero no. El título es ¡Abajo el colejio!, con j, y es una clara declaración de intenciones de lo que se va a encontrar todo aquel que abra el libro ya desde la primera página.
Se trata de un libro relativo a cómo es el colegio, o al menos cómo era en la época en que fue escrito, dado que el original inglés es de 1953. Pero no se trata desde los puntos de vista habituales (un profesor o un alumno travieso), sino desde el punto de vista de un alumno vago y desinteresado que se mete siempre en líos y que ni consigue ni quiere aprender. Desde este punto de vista conoceremos cómo son los directores (fans de los deportes, que se tiran el día comiendo y regañando), los profesores (que duermen encerrados en las mazmorras) y sus compañeros (desde su mejor amigo a los que son unas niñitas). También de paso muestra su punto de vista de los padres y familiares (deseosos de librarse de ellos).
Es un punto de vista simpático con el que pasarán un buen rato y que disfrutarás leyendo.
El libro está escrito no solo desde el punto de vista de un niño pequeño, sino tal y como este lo escribiría, incluso con expresiones o formas de hablar propias de un niño e incluso con las faltas de ortografía o palabras mal escritas tal y como este las podría haber escrito.
¡Abajo el colejio! se considera el antecedente inglés del libro francés El Pequeño Nicolás.
Además, encontramos ilustraciones divertidas acordes con el texto que nos dan una visión de lo bien que utiliza el tiempo durante las clases
Si no eres capaz de ver las faltas de ortografía ni en pintura y estas te hacen daño a la vista, mejor no mires ni la portada, pero si estás preparado para pasar un rato agradable y aunque las consideres molestas las puedes tolerar, coge un asiento, toma el libro y empieza a leer. Ten por seguro que lo disfrutarás. Personalmente, a mí me ha encantado.
David Igor Aller

1 comentario:

  1. Se me hace interesante, y mi hermana tiene el del pequeño Nicolás, gracias por la información :)

    ResponderEliminar