jueves, 24 de enero de 2013

LA VIDA ES BREVE Y EL DESEO INFINITO. Patrick Lapeyre


Título: La vida es breve y el deseo infinito
Autor: Patrick Lapeyre
Traducción: Ignacio Vidal-Folch
Editorial: Destino
Págs: 350
Precio: 19,50 € / 13,99 € (epub)

Louis Blèriot es un parisino enamorado de los cafés, de sus traducciones a medio acabar y del recuerdo de su gran amor, Nora. Vive de la caridad de su mujer y de Leonard, su mejor amigo, quien frustrado también por sus relaciones de pareja se encierra entre libros y Valium a esperar que el tiempo se apiade de él.
Murphy Bloomdale  es un americano cien por cien, tranquilo, empático, amigo de los perros, reside en Londres donde vive, y mantiene, a su mujer Nora.
Un día, Nora deja Londres para seguir con sus estudios de teatro en París y comienzan así los apasionados encuentros entre su antiguo amor y las constantes vueltas a los recuerdos de su adolescencia junto al mar, hasta perderse en un eterno retorno del que difícilmente volverá. El reencuentro de Louis con los besos y caricias de la mujer a quien tanto ha esperado, abre una brecha en sus historias al darse cuenta de que es imposible disfrutar del amor fuera del tiempo y las circunstancias; fuera de París, de Londres y de sí mismos.
La vida es breve y el deseo infinito nos vuelve a enfrentar al eterno dilema del Tempus fugit, atrapándonos entre las citas y escenarios cinematográficos de sus capítulos. Lapeyre despliega así todos los recursos del séptimo arte para atrapar en el tiempo los pensamientos emociones y deseos de los protagonistas, consiguiendo fusionar las diferentes historias que se suceden y sus actores favoritos. En todas y cada una de las páginas se filma una escena en movimiento; el libro se apodera así de los recursos visuales de la gran pantalla a través de divertidos diálogos y sinestésicas imágenes que redondean la sensualidad de la obra.
En esta infinita búsqueda de lo permanente, Blèriot, Murphy y Nora se van dando cuenta de que lo único que permanecerá de su infinito deseo es la impermanencia.
Ínsaf Larrud

No hay comentarios:

Publicar un comentario