jueves, 24 de enero de 2013

LA SONRISA DE LAS MUJERES. Nicolas Barreau


Título: La sonrisa de las mujeres
Autor: Nicolas Barreau
Traducción: Carmen Bas Álvarez
Editorial: Espasa
Págs: 272
Precio: 19,90 € / 13,99 €

Para los amantes de la lectura, un libro es un compañero, un amigo, incluso, a veces, una tabla de salvación. Siempre digo que la gente que aún no lo ha descubierto (la gente que apenas lee) es porque no sabe que también hay libros hechos para ellos. ¿Y qué pasa el día que por fin se topan estos individuos con ese libro con el que conectan y que les hace verdaderamente felices? La respuesta está en “La sonrisa de las mujeres”, la exitosa novela de Nicolas Barreau de la que hoy os hablaré.
Aurélie tiene un restaurante (Les temps des cerises) que le dejó su recientemente fallecido padre en herencia, un novio egocéntrico y extraño, y unos amigos que se preocupan mucho por ella. La vida marcha más o menos bien para esta treintañera parisina hasta el día en el que su novio decide dejarla por otra. Todo sucede precisamente en el día libre de Aurélie y la joven decide deambular sin rumbo por la ciudad. Huyendo de un curioso policía, entra en una librería. Allí no solo se topa con un librero amable, sino también con un libro titulado “La sonrisa de las mujeres” que hará que su estado de ánimo cambie por completo. Aurélie tendrá a partir de entonces un objetivo claro: encontrar al hombre que con sus palabras la ha hecho tan feliz. ¿Lo conseguirá?
Era inevitable que acabara leyendo “La sonrisa de las mujeres” después de la grata impresión que me causó la segunda novela del mismo autor, “Me encontrarás en el fin del mundo”. También porque quería analizar concienzudamente qué ingredientes han hecho que la primera comedia romántica escrita por este joven de madre alemana y padre francés sea todo un éxito (en España vamos ya por la décima edición, que se dice pronto) en Europa. Efectivamente, he encontrado muchos puntos interesantes en este libro. Pero será mejor que deje de irme por las ramas y os los comente a continuación.
“La sonrisa de las mujeres” es una novela del tipo “comedia romántica” llena de equívocos divertidos y buenos sentimientos (y final feliz, claro), donde la cercanía (la empatía) con los personajes principales nos llega gracias a la lograda narración en primera persona a dos voces. Una de estos narradores es Aurélie, esa mujer soñadora que encuentra el amor en un libro. El otro no puedo decirlo ahora, pues entonces se perdería la gracia.
La novela gira básicamente en torno a varios temas principales: la aparición inesperada del amor, la cocina francesa, el mundo editorial galo, el efecto que los libros pueden causar en sus lectores y la existencia de escritores que firman con nombre falso.
Sobre la aparición inesperada del amor creo que ya he dicho lo suficiente. Por si acaso, lo repito: Aurélie se enamora del autor del libro que encuentra por casualidad y tanto la hace feliz justo cuando la abandona su novio. Esto me lleva a hablaros del tema que directamente se relaciona con este: el efecto que los libros causan en los lectores. En el caso de Aurélie, este no podría ser mejor, más aún si tenemos un día que nuestra protagonista es una persona que apenas lee. Un día encuentra un libro y descubre que existe todo un mundo entre sus páginas. Creo que es importante recalcar que los libros tienen ese poder y muchos otros. Los libros pueden hacer que nos enamoremos, que nos desenamoremos; que sintamos tristeza o alegría; que reflexionemos sobre cualquier tipo de temas o simplemente consigamos evadirnos de un presente gris. Por eso es tan importante que la gente lea. Una pena que la sociedad actual no parezca darse cuenta.
Con respecto al mundo editorial galo, es probable que no se diferencie mucho al español, en esencia. Tampoco es que lleguemos a conocerlo en profundidad en esta novela. Pero su presencia es tal en esta obra como para tenerlo muy en cuenta.
Aurélie es propietaria de un restaurante, también cocinera. Los platos franceses están muy presentes en estas páginas, tanto como que al final el autor ha querido regalarnos unas cuantas y suculentas recetas.
Finalmente llegamos al tema para mí más interesante de la obra: el de los autores que firman con nombre falso. ¿Por qué lo hacen? ¿Exigencias editoriales, tal vez? ¿Se vende más con una identidad ficticia? Pero, ¿qué hacer si te surge una presentación, por ejemplo? ¿No se sentirían los lectores defraudados si descubrieran la verdad?
En fin, amigos, ahí os dejo estas preguntas. Muchas de ellas tienen su respuesta en este divertido libro que, como veis, no solo me ha hecho feliz (como asegura la portada que hará con todos vosotros), sino que también pensar de lo lindo; otras rondarán en vuestra cabeza durante un tiempo. Ahora dejo en tus manos el descubrir todos los sentimientos que “La sonrisa de las mujeres” puede despertar en ti. ¿Te quedarás con las ganas de averiguarlo?
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario