lunes, 14 de enero de 2013

ARDIENTE VERANO. Noelia Amarillo


Título: Ardiente verano
Autor: Noelia Amarillo
Editorial: Éride
 Págs: 476
Precio: 13 €

María, una joven de unos treinta y tantos años, es madre de un adolescente y vive cómodamente en Madrid hasta que tiene que desplazarse al único lugar que menos desea: al pueblo donde vivía su ex marido.
Un día, mientras pasea, descubre una finca con dos caballos, una cabaña y algo más. Ese día conoce a un desconocido que la hará desear con fuerzas estar en el pueblo, dejándose llevar por lo desconocido. ¿Se dejará llevar por las palabras encendidas, las caricias ocultas y la pasión prohibida de un hombre al que ni siquiera puede verle el rostro?
Ante todo, esta es una novela erótica, aunque no se parece en nada a ninguna de las sagas que hay actualmente en el mercado, así que lo primero quitarse ese tipo de prejuicios que se hacen nada más saber que es erótica.
Comencé a leer esta historia porque conocí a Noelia en una presentación de otro libro, y me recomendó que me leyese su libro cuando pudiese y eso hice, resultándome divertido y fascinante.
La historia está narrada en tercera persona. Gracias a ello, se conocen los sentimientos de todos los personajes y la rapidez de los sucesos.
La protagonista, Maria, a veces me caía bien como a veces me apetecía estrangularla por ciertos comportamientos, sobretodo en algunos puntos de la novela. Pero al final me convenció que tenía que ser así porque sino la novela no tenía su gracia.
El protagonista me cautivaba, sabía luchar por los sentimientos de ella, era cariñoso, divertido, inteligente y fuerte, a parte de su enamoramiento con María.
Lo único “malo”, que tiene la historia es que se puede descubrir con facilidad quien es el hombre misterioso de la historia, ya que da muchas pistas la autora.
De los personajes secundarios, mi favorito es Abel, el suegro de Maria, que es encantador y entrañable, con sus opiniones e historias. Lo que más me sorprendió fue la forma en la que los hombres de Montalbán tienen de declararse.
Otra cosa que no he dicho es que me encanta la portada: unas piernas sensuales de mujer, solamente con la ropa interior puesta. Es verla y ya se sabe por dónde van los tiros.
El final me encantó. Tengo que admitir que disfruté un montón con el libro, realmente se tarda poco en leerlo pero se disfruta más allá de lo suficiente.
En resumen, Ardiente verano es una historia llena de amor, amistad y sexo de alto voltaje. Te enganchará desde la primera hoja hasta el final. No lo dejes escapar, porque te dejará huella.
Ester Fernández García

No hay comentarios:

Publicar un comentario