lunes, 3 de diciembre de 2012

INVASOR. Fernando Marías


Título: Invasor
Autor: Fernando Marías
Editorial: Imagine Ediciones
Págs: 215
Precio: 16 €

Pocos deben de ser los que vuelvan a casa después de pasar un tiempo en la guerra sin alguna herida física o mental. Hablando de heridas: creo que por muy graves que parezcan las del cuerpo son, en muchos casos, más fáciles de curar que las de la mente. Y es que la mente es demasiado poderosa y sensible a la vez como para afrontar ciertos hechos traumáticos, pienso tras la lectura de Invasor, la novela de Fernando Marías recientemente llevada al cine.
El uno de agosto de 2003, Pablo, médico militar hasta entonces en la reserva, parte rumbo a Irak para servir en la cruenta guerra que tiene lugar en tan lejanas tierras. No muchos días después, el médico y Diego, su compañero y amigo, se verán envueltos en una emboscada y, horas más tarde, sufrirán una experiencia terriblemente traumática que propiciaría el regreso de ambos a casa. Una vez en España, Pablo deberá sobreponerse no solo a sus heridas físicas, sino también a la carga psicológica que ha traído de la guerra. Pronto descubrirá que liberarse de los recuerdos no es tarea fácil. Su guerra particular acaba de comenzar.
Aunque muchos parecen haberlo olvidado, los españoles también tuvimos presencia en la guerra de Irak. El tema, poco explotado literariamente hablando, interesante y preocupante a partes iguales, podría dar lugar a montones de buenas novelas. Invasor, la obra ganadora del Premio Dulce Chacón, editada por primera vez en 2004 y reeditada en 2012 con motivo de su adaptación a la gran pantalla, es sin duda una de ellas.
No puede decirse que Invasor sea una novela bélica, pues la parte de ella que transcurre en el frente, aunque resulte totalmente relevante para todo lo que acontecerá después, es mínima. Lo que sí podríamos afirmar es que tanto esa parte como todo lo que más tarde le sucederá a Pablo, el protagonista y narrador, nos hace recordar, como decía antes, que España también participó en aquella guerra. Una guerra tan cruel y despiadada como todas las demás, con sus destrozos materiales, sus daños colaterales, sus desastres personales de todo tipo y, por supuesto, sus muertes en uno y otro bando. Muertes absurdas. Muertes inexplicables. Muertes que duelen en los familiares del desaparecido, pero también en la mente del asesino.
Y si no es una novela bélica, ¿qué se supone que es Invasor? La verdad es que esta es una obra difícil de calificar, todo depende del punto de vista de quien te la cuente. Está claro que hay en esta novela muchos ingredientes como para clasificarla de thriller, pero tampoco podría decirse que es un thriller al uso. Existe también una parte política que, como insistía en mi párrafo anterior, no podemos ignorar. Por otra parte, lo que hace que la narración fluya es el terror, un terror psicológico totalmente absorbente que no nos dejará en paz ni al protagonista ni a los lectores. Así que mejor os la leéis y luego me decís en qué género os parece que encaja más.
¿Y quién es el invasor en esta historia? Buena pregunta. Para no extenderme mucho, y dado que no quiero desvelar detalles importantes, os diré que la respuesta depende de cómo enfoquemos el asunto. Desde luego, todo soldado que fue a Irak fue para la población un invasor; pero, ¿y si para los soldados hubo otros invasores?
Invasor, en definitiva, es una obra de acción y terror con un trasfondo político, una historia de ritmo trepidante en la que no sabemos qué pasará al final. Sumérgete ahora en las páginas de esta novela para descubrir cómo la guerra de Irak cambia a Pablo, pero también a su mujer, Tina, a su hija, Pilar, y a su amigo, Diego; los problemas con los que volvieron los dos amigos militares del frente y todas esas heridas que jamás podrán curarse. Estoy segura que pasarás momentos de lo más emocionantes mientras reflexionas ya no solo de lo que va ocurriendo página a página, sino también de por qué los españoles fuimos a Irak, lo impredecible que es siempre una guerra, las cosas que suceden en ellas pero que nunca nos cuentan en las noticias, las heridas del alma que jamás se curan y un montón de temas profundos e interesantes. Si has ido a ver la adaptación al cine, seguro que te interesa ver cómo es la trama original trazada por Fernando Marías. Y si no lo has hecho, creo que también. La cuestión es: ¿te atreves o no con este libro?
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario