jueves, 29 de noviembre de 2012

EL SILENCIO DE TU NOMBRE. Andrés Pérez Domínguez


Título: El silencio de tu nombre
Autor: Andrés Pérez Domínguez
Editorial: Plaza y Janés
Págs: 603
Precio: 20,90 €

Invierno de 1950. Martín Navarro se ve obligado a abandonar la seguridad de París para seguir a su amante, Erika Walter, viuda de un agente secreto alemán, cuando huye a Madrid con unos importantes documentos que implicarían a altos cargos nazis.
Martin Navarro, ex miembro del PCE, sabe que volver a España supone el riesgo de ser capturado tanto por la  policía franquista, como por sus propios compañeros de partido que le acusan de traidor. En Madrid se verán envueltos en una trama de espionaje e intereses ocultos tremendamente peligrosa.
El silencio de tu nombre de Andrés Pérez Domínguez es una novela llena de intrigas, aventuras, amor, con unos personajes con una fuerza espectacular.
Los personajes masculinos de la novela son auténticos héroes. Son hombres fuertes, con una personalidad arrolladora: Martín Navarro abandona  París y lo arriesga todo a sabiendas de que la policía, los compañeros y la CIA le siguen los talones para encontrar a Erika. Ello le llevará a pasar momentos muy peligrosos en su estancia en Madrid. Es un hombre desencantado con el partido al que pertenece: “A lo mejor es que resultaba inevitable acabar no creyendo en nada después de haber luchado tanto. Tal vez el desengaño fuese la única meta posible, aunque uno no acabase por darse cuenta hasta que era demasiado tarde” (pág. 496) pero arriesgará su vida si es necesario por el amor de Erika Walter.
Gregorio León, periodista deportivo y miembro en la clandestinidad del PCE, tendrá la misión de matar a su amigo Martín pero para ello tendrá que investigar en qué está metido y si es culpable realmente de traición. Hombre  joven e  idealista que cree que las cosas pueden cambiar luchando hasta el final. Enamorado de Marina, una chica de alterne de Le Cygne Noir, que hará que sobreviva en los momentos más duros de la novela.
Tampoco hay que dejar de lado los personajes más siniestros: Herbert Mundt y Alois Becker, altos cargos nazis que viven con toda impunidad en España protegidos por el Gobierno de Franco y que harán todo lo que esté en sus manos para  conseguir unos lingotes de oro robados durante la II Guerra Mundial y que sospechan que tiene Emil Liebermann, el marido de Erika Walter.
Pero los personajes realmente interesantes son los femeninos: Erika Walter es una enigmática mujer, fuerte y valiente,  por la que cualquier hombre perdería la cabeza, de hecho Martín Navarro arriesga su vida por ella. La imaginas bella y seductora. O Marina, la chica de alterne de Le Cygne Noire, que consigue enamorar a Gregorio León en una época en la que una mujer con esa vida era poco menos que prostituta.
Pero el personaje que te deja sin aliento es Mercedes Corrientes, beata, franquista, adinerada ya que es hija de uno de los banqueros más importantes de Madrid. Amiga de Erika y, por supuesto, de los nazis y en cuya residencia de Sevilla ocurren las cosas más atroces de la novela.  Nunca sabes hasta dónde llegará su poder y al lado de quien se pondrá.
El silencio de tu nombre es una novela con final abierto. El autor cree que los finales abiertos dan al lector la responsabilidad de aportar su propia forma de rematar la novela. En mi final  la novela da pie a otro volumen.
Es una novela trepidante que atrapa desde la primera línea: “Justo antes de saltar pensó que por llevar tanto tiempo huyendo era incapaz de recordar ningún momento de paz en su vida” hasta la última. Los lectores reticentes a leer novelas de gran grosor no se arrepentirán  pese a las 603 páginas que tiene el volumen. 
El silencio de tu nombre es una novela muy recomendable para aquellos lectores que nos gustan las historias de postguerra, donde la trama de la novela la imaginas en blanco y negro, como la época. Y para aquellos lectores aficionados a la novela negra y a las novelas de aventuras. En estos días de lluvia y frío es un buen libro para leer junto a la chimenea y una buena copa de vino.
Pilar Ibáñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario