jueves, 15 de noviembre de 2012

DESIGNIO (LAZOS DE SANGRE IV). Amanda Hocking


Título: Designio (Lazos de sangre IV)
Autora: Amanda Hocking
Traducción: Isabel Murillo
Editorial: Destino
Págs: 376
Precio: 16,95 € / 5,99 € (epub)

¿Qué harías si tuvieras toda la eternidad por delante? Muchas cosas, imagino; aunque, ¿no crees que a veces te sería difícil elegir? Al fin y al cabo, la eternidad es muy larga. Resultaría demasiado fácil aburrirse de todo. A no ser que los sucesos inesperados fueran una constante en tu larga vida, tal y como le sucede a Alice, la protagonista de “Designio”, el cuarto y último libro de la saga de Amanda Hocking “Lazos de sangre”.
Alice, su hermano Milo y el novio de este, Bobby, estan visitando a Peter, Mae y Daisy (esta última, una problemática vampira infantil) cuando Jack, el novio de Alice, la llama para avisarla de que Jane, la mejor amiga de Alice, ha sido asesinada. Aunque Alice y Jane ya no estaban muy unidas en los últimos tiempos, sobre todo por la adicción de Jane a los mordiscos de vampiro, Alice siente que no puede dejar de averiguar quién ha matado a su amiga. Es así como inicia su particular investigación, en compañía de Bobby mientras, además, todo el grupo intenta solventar el problema del descontrol de Daisy, la niña vampira.
Las aventuras de Alice Bonham llegan a su fin en “Designio”, el último libro de la saga “Lazos de sangre”. A lo largo de los cuatro volúmenes de esta serie hemos visto a Alice enamorarse de Jack, sentir sentimientos extraños hacia Peter, unirse a los vampiros, convertirse en una de ellos y madurar como persona, entre otras muchas cosas. En este último volumen, además, la veremos convertirse en una gran guerrera con muchas e importantes inquietudes. Porque, al fin y al cabo, ¿cómo se plantea una eso de vivir eternamente? Da vértigo, si lo piensas detenidamente; más aún cuando la vida de los tuyos es cada vez más inestable.
Este volumen tiene mucho de detectivesco: hay un caso que resolver, el de la muerte de Jane, y Alice se empeña en llegar hasta el fin cueste lo que cueste. También tiene temas vampíricos que se tocan en otras sagas: el entrenamiento vampírico (ya sabemos tod@s que los vampiros son la mar de fuertes) y el problema  de los niños vampiros (siempre tan tiernos como temibles).
En cuanto al amor se refiere, y como es ya común en todos los libros de esta colección en concreto, la relación entre Jack y Alice no será siempre un caminito de rosas. ¿Conseguirán por fin olvidar todo lo ocurrido en el pasado y mirar al futuro sin ninguna duda?
La cercanía se consigue, como siempre, gracias a la narración en primera persona de Alice, esa adolescente que tiene que lidiar con los problemas típicos de su edad y los que va adquiriendo como vampira. Todas sus alegrías, penas e inquietudes quedan perfectamente reflejados en la narración, de manera que empatizar con ella será como coser y cantar.
Esta saga ha ido aumentando en emoción e intriga con cada volumen. De hecho, son tantos los frentes que se abren en este último libro que a menudo me preguntaba como conseguiría Amanda Hocking resolverlo todo antes de llegar al final. Y, aunque parezca mentira, todo queda resuelto en las últimas páginas, de una forma ingeniosa y emocionante, lo que no quiere decir que el final quede ligeramente abierto. ¿Debería Amanda Hocking seguir con esta saga? Yo creo que sí, aunque lo veo poco probable, ya que la escritora está embarcada en otros proyectos literarios. Pero, ¡cómo voy a echar mucho de menos a Alice y los demás!
“Designio”, en definitiva, es para mí un gran libro de aventuras vampíricas, el gran y emocionante colofón final para una saga, “Lazos de sangre”, que atrapa desde la primera página. Adéntrate en este nuevo y último volumen y descubre con Alice quién mató a Jane, hasta dónde llegan sus fuerzas, qué se puede hacer con los niños vampiro, si su relación con Jack es para siempre y el papel que está destinado ella a jugar en el juego de la vida. Estoy segura de que al final, como yo, lamentarás que todo acabe; aunque, ¿quién sabe?
No existen los seres eternos. La eternidad es un concepto que ninguno de nosotros conoceremos. Nuestro tiempo es limitado, así que, ¿por qué no pasar parte del mismo viviendo las vidas que nos ofrecen los libros? Y si esas vidas son tan interesantes como las de los vampiros de “Lazos de sangre”, mejor que mejor. ¿Te atreves a comprobarlo?
Cristina Monteoliva

2 comentarios:

  1. Ya sabes.... lo buscaré..... además aun me falta por leer el segundo, tercero....

    ResponderEliminar
  2. Los lazos de sangre no existen. Puede existir una buena o mala relación con tu familia, pero si es buena no es por lazos de sangre, es por amistad. Yo tengo 9 hermanos, con dos de ellos no me trato, pero no porque nos odiemos o estemos enfadados, simplemente porque no nos interesa lo que hace el otro, o como es. Mi madre nunca me quiso, ni yo a ella, la pude querer de pequeño, pero cuando empecé la juventud me di cuenta de que no la quería, ni ella a mi, nunca nos hemos querido. Eso demuestra que los lazos de sangre no existen.

    ResponderEliminar