lunes, 26 de noviembre de 2012

BRUNO TRAVEN. RETRATO DE UN ANÓNIMO CÉLEBRE. Golo


Título: Bruno Traven. Retrato de un anónimo célebre
Autor: Golo
Traducción:  Raquel Sevilla
Editorial: Sexto Piso
Págs: 144
Precio: 23 €

Creo que estamos en disposición de decir que la novela gráfica es en sí misma un género literario merecedor de tal distinción por méritos propios. Son ya muchas las editoriales que están añadiendo a sus catálogos, obras de gran calidad gráfica y literaria, no todas, claro, pero sí todas mantienen la elegancia y la dignidad en sus publicaciones, y eso les honra. En esta ocasión se trata de Sexto Piso quien nos lanza al vuelo la nueva obra del artista francés Golo, Bruno Traven. Retrato de un anónimo célebre, para contarnos con sus dibujos la historia de vida del escritor Bruno Traven, más conocido por lo variedad de sus ocupaciones así como por la importancia del momento histórico en el que vivió, entre los días de la Belle Epoque y la sublevación de Emiliano Zapata en la zona mejicana de Chiapas.
Además, el libro aumenta su valor al tratarse de la biografía de una persona que nunca se caracterizó por favorecer el conocimiento de su vida, que tuvo más de treinta identidades y que a pesar de todos los trabajos que tuvo que realizar, él mismo siempre se consideró por encima de todo un escritor.
Se podría ver esta novela gráfica como la única manera de dar voz a un pueblo ante la devastadora acción del capitalismo.
La novela está dividida en dos partes perfectamente diferenciadas. La primera sobre la biografía del autor, su posicionamiento político, las profesiones que practicó y la situación política que le pilló en medio, como la revolución alemana al final de la primera guerra mundial.
A consecuencia de las idas y venidas en su vida y de la incapacidad por mantenerse a flote siempre en el mismo lugar, y ya en la segunda parte de la novela, la suerte le lleva hasta Méjico, donde lo que más le impactará serán las contradicciones sociales y políticas que allí encuentra, quedando gratamente sorprendido y emocionalmente enganchado a la cultura indígena, amor que le llevará a entablar relación de amistad con Diego Rivera.
Sin embargo, el fascismo también cruzó el charco y como consecuencia tuvo que multiplicar su astucia y capacidad de supervivencia para ir vagando de un lado a otro de la región mejicana, por temor a las represalias políticas que entendía tendrían contra él.
Lo mejor de esta novela gráfica es sin duda la capacidad majestuosa del ilustrador francés para transmitir las emociones del personajes, así como crear un halo de enigma y misterio en torno a todos sus movimientos.
Con un variado y en ocasiones brusco cambio de estilo en sus viñetas, por el tono oscuro de las viñetas recuerda al clasicismo oscurantista y barroco franco belga, como ya encontramos hace un tiempo en Persépolis y MauSS, otras dos grandísimas novelas gráficas aparecidas ya hace unos años.
Quizá ese sea el regalo del ilustrador al homenajeado, hacer de sus dibujos una vida tan ajetreada como la que Traven llevó, en blanco y negro, pero llena de lucidez y de acierto.
Elvira Ramos
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario