miércoles, 31 de octubre de 2012

GUÍA LITERARIA DE LONDRES. Varios Autores


Título: Guía literaria de Londres
Autores: Varios
Traducción: Joan Eloi Roca
Editorial: Ático de los Libros
Págs: 329
Precio: 18,90 €

Guía literaria de Londres no es una guía de viajes al uso. Es una espléndida guía constituida por  más de cuarenta relatos en forma de diarios, misivas, fragmentos de obras literarias y poemas. A través  de ellos podemos adentrarnos en la ciudad pero no en la actualidad, sino en el Londres de antaño.
Comienza con el prólogo del escritor que ha compilado todos los relatos, Joan Eloi Roca, y de manera magistral aunque, como dice él: “la selección es personal y muchos otros nombres podrían haberse sumado a ella”, y finaliza con un discurso del Príncipe de Gales. Hay que añadir que cada relato tiene una pequeña introducción hecha por Joan Eloi en el que nos explica quién es cada uno de los escritores de las narraciones y hace comentarios alusivos al texto. Son realmente muy interesantes y amenos.
Los  primeros relatos nos introducen en  la historia antigua de Londres y el resto nos hace una ruta no sólo por sus calles y monumentos, sino por hechos históricos que marcaron la ciudad, como por ejemplo  la peste bubónica que perduró dos años (1664-1666), Diario de una plaga de Samuel Pepys, o el gran incendio de 1666, El gran incendio de Londres, de John Evelyn.
Uno de mis preferidos es el de Washington Irving, La abadía de Westminster. Ya en esa época, 1819, Irving se quejaba de los destrozos provocados a las tumbas de los nobles:”No hay una sola tumba real que no sea prueba de lo falso y pasajero que es el homenaje de la humanidad (….) ¡Todas han sido en mayor o menor grado deshonradas!” (pág. 41). 
El relato más extenso  es el de Un español en el Londres del siglo XVIII de Antonio Ponz (1725-1792). Es quizás el relato que yo considero como una auténtica ruta turística y lo hace a través de  reflexiones en forma de carta a otra persona. No sólo habla sobre monumentos sino que reflexiona sobre cosas que le llaman la atención, como la cantidad de luz que hay en los escaparates, los deshollinadores, los lugares de ocio o las peleas callejeras. Es muy interesante.
Otros relatos hablan sobre curiosidades: Cafeterías, de John un Macky y César Saussure, las cuales se convirtieron en sede de tertulias y discusiones filosóficas. Un libertino en la ciudad, de James Boswell, Los clubs privados de Londres, de Joseph Hatton, Prostitutas en Haymarket, de Dostoyevski o Dorian Gray en un  fumadero de opio, de Oscar Wilde. De este mismo tema hay otro más En un fumadero de opio del este de Londres. Y no olvidemos la temporada de bailes en La temporada: la fiesta de Jane Austen, de Jaen Austen, o la Gran Exposición Universal  de 1851 vista por Charlotte Brontë.
Hay otros relatos que nos hablan de problemas en la ciudad, como por ejemplo El smog de Londres, de John Evelyn, en él nos cuenta el problema que ya existía con la contaminación, un problema que llega hasta nuestros días. 
Hay varios poemas, como por ejemplo La visión de Londres de lord Byron, de Lord Byron o Parliament Hill, de D.H.Lawrence
Relatos en los que Londres es vista por extranjeros: Edmundo de Amicis utiliza el rio Támesis para recorrer la ciudad. Será el rio Támesis uno de los temas, junto con la Abadia de Westminster, más utilizados. Para Natsume Soseki en La ciudad de las tentaciones, Londres fue la ciudad donde pasó los años menos gratos de su vida. ”Entre los ingleses viví en la miseria, como un perro pobre que se hubiera perdido entre una manada de lobos” (pág. 307).
La mayor parte de relatos van acompañados de unos espléndidos grabados y fotografías con anotaciones de Joan Eloi.
En el año en que Londres ha celebrado el jubileo de su reina y los Juegos Olímpicos, ésta es una guía de viajes distinta a la que podemos utilizar habitualmente para visitar una ciudad. A mí que me gusta hacer mi propia guía de las guías de viajes y en las que hago montones de anotaciones, éste será un estupendo manual para ampliar y comparar la ciudad en distintas épocas.
Pilar Ibáñez

No hay comentarios:

Publicar un comentario