jueves, 4 de octubre de 2012

ENRIQUE VIII, EL REY Y LA CORTE DE LOS TUDOR. Alison Weir


Título: Enrique VIII, el Rey y la corte de los Tudor
Autora: Alison Weir
Traducción: Jordi Beltrán Ferrer
Editorial: Ariel
Págs: 710
Precio: 19,90 € / 10,95 € (edición de bolsillo)

Enrique VIII, el Rey y la corte de los Tudor es una biografía que parece más bien una novela.  Desde el primer momento te quedas hechizado por la corte y sus costumbres, arrastrándote, de tal forma que parece que acompañas a los personajes en todo momento y eres parte de esa realidad.
Explican las costumbres alimenticias: orden de las comidas, quienes comían, cómo, sus bebidas, sus platos… Y entonces te das cuenta  de que eran unos grandes conservadores, que las conservas no es algo que hallamos inventado nosotros.
También este libro nos habla de las costumbres de los ropajes, las telas que habían, quien decidía la moda.
La educación que se recibía en esa época también viene reflejada junto con la forma de encarar el duelo por la alta mortandad infantil por cosas sencillas como una pequeña infección.
Por otra parte, siempre nos han presentado a Enrique VIII como “un picaflor” y aquí te das cuenta que no es más que una victima de la sociedad. Que a su primera mujer no es que la amara con pasión, sino que la tuvo más como una hermana una vez las hormonas se le relajaron. Cada una de las mujeres que él obtuvo son las que buscaron ganar derechos.
Con este libro compruebas que en la sociedad de duques, barones, etc, no eran tan ricos como parecían. De hecho, su posición privilegiada andaba siempre en la cuerda floja, y sus intrigas eran su forma de vivir y mantenerse.
Las mujeres en esta época no eran más que moneda de cambio: era mejor tener hijas, que las podías casar que tener hijos, que tenían que comprar sus cargos.
También es curioso que cada uno de los viajes que hacían los reyes les salían caros. No es que te quedarás con ellos en casa sino que también tenías que mantener a media corte que se desplazaban con el rey.
En definitiva, todo el libro se basa en contar cosas curiosas que en una novela no te relatan.
Elisabeth Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario