jueves, 11 de octubre de 2012

EL CHEF QUE ME AMÓ. Laura Dave



Título: El chef que me amó
Autora: Laura Dave
Traductora: Elvira Gallego Ruiz de Elvira
Editorial: Alianza
Págs: 368
Precio: 9,90 €

El chef que me amó, la nueva novela de Laura Dave, es una bonita historia de amor. Y, francamente, me parece muy sincera. En esta colección, “Mujeres en la ciudad”, estoy descubriendo autoras que saben cómo contar historias para que lleguen a las lectoras. Sus personajes son personas que se sienten como de carne y hueso. Nos parecen amigas, primas, hermanas, madres… Todas ellas presentan algo en sus figuras que nos recuerdan a la realidad.
En este caso, la novela de Dave nos cuenta la historia de Annie, una joven de unos treinta años que se siente en una situación privilegiada. Tiene un trabajo estupendo que le encanta, viaja por todo el mundo gracias a dicho trabajo y, además, su novio Nick es maravilloso. Sin embargo, las cosas comienzan a cambiar. Todos sabemos que cuando algo marcha muy bien, las cosas se acaban torciendo. Un buen día, Nick llega y le dice que tienen que hablar (oh, oh. Si escuchas esa frase, prepárate). Lo cierto es que Nick se siente agobiado porque Annie nunca está en casa y, además… hay otra. Annie no puede creer lo que está oyendo, ya que Nick viaja tanto como ella o más. Se hunde en la tristeza hasta que llega la hermana de Nick que es, por otra parte, su mejor amiga. Entonces, tras sus palabras, decide ir a ese lugar de copas que tanto le gusta para olvidar. Y, cuando llega allí, se encuentra detrás de la barra a un chico que no es el camarero habitual. Tras un rato, se entera de que es el chef del local. Pasan la noche hablando hasta que sucede lo que tenía que suceder. En muy poco tiempo, Annie va a sentirse más feliz que nunca y aceptará la proposición de matrimonio de Griffin. No obstante, las decisiones precipitadas no siempre son las correctas y, de repente, vuelve a aparecer en su vida el ex Nick…
El chef que me amó, chicas, tiene un final feliz. No os preocupéis. Tal vez no es el que más os guste. O tal vez sí. Yo creo que es un final adecuado. Era el que tenía que ser.
Respecto a los personajes, Annie me parece una de esas mujeres que necesita cambiar. Necesita ser ella misma porque, hasta antes de conocer a Griffin, no lo había sido. Es una mujer que decide que, en ocasiones, hay que arriesgar y no pensar mucho las cosas. Y, como sabemos, esto puede salir bien o puede salir mal. En todo caso, lo importante de esta novela es que Laura Dave sabe cómo agradar a las lectoras, sabe cómo llegar hasta sus corazoncitos. Al mío, desde luego que llegó. Y, en ocasiones, es difícil decantarse por un personaje masculino o por otro. Eso sí, de nuevo tenemos aquí —como sucede en otros títulos de esta línea— a personajes masculinos que podría ser cualquier hombre de la calle. No son ni un Grey ni un Edward Cullen. Si es eso lo que buscáis, aquí no lo encontraréis. Griffin es inteligente, educado, guapo, pero tiene también sus defectos. Y lo mismo sucede con Nick. Yo, por mi parte, creo que puedo fantasear con estos hombres que, en el fondo, no son perfectos. Porque, aunque los libros a veces nos gustan porque nos permiten alejarnos de la realidad, creo que, en parte, también nos gustan porque pueden ocultar algo de verosimilitud. Y es eso lo que sucede en la novela de Laura Dave. Creo que debería ponerse de moda el fantasear con hombres que podemos encontrar en la calle, en un bar, en la biblioteca, a la vuelta de la esquina. Porque pueden ser tan maravillosos como un vampiro que brilla al sol o un guapo multimillonario con gustos sexuales peculiares.
Queridas lectoras, os aconsejo encarecidamente leer El chef que me amó. Encontraréis entre sus páginas un ejemplo de historia de amor que puede corresponder con la realidad. También encontraréis sabiduría femenina esparcida por aquí y por allá. Risas aseguradas, mucha ternura y, a veces, un poquito de sufrimiento. Y todo aderezado con el toque personal de Laura Dave: una narración sencilla con voz femenina.
Elena Montagud

No hay comentarios:

Publicar un comentario