jueves, 9 de agosto de 2012

A SALVO EN LA COCINA. Aisling Foster


Título: A salvo en la cocina
Autor: Aisling Foster
Traductores: Bárbara Mingo Costales y Andrés Barba
Editorial: Pre -Textos
Págs: 428
Precio: 27 €

A salvo en la cocina, es una novela escrita por Aisling Foster y editada por Pre-Textos.
Alisling es una autora irlandesa que ha escrito para publicidad y moda, que ha sido periodista independiente y tiene varias obras de teatro para la BBC Radio 4, una novela juvenil, y este libro, su pieza más conocida, que Pre-Textos ha traducido al español por primera vez.
La autora, que desde niña se dejó envolver por el rumor de que las joyas de los Romanov estuvieron escondidas durante años en una caja fuerte situada en la cocina de una casa de Dublín, se decidió a escribir esta novela; en ella nos narra ese hecho precisamente: cómo llegaron las joyas de los últimos zares imperiales rusos a la cocina de una casa dublinesa; la de la protagonista; Rita, una mujer burguesa que se enamora de uno de los revolucionarios nacionalistas irlandeses, y a pesar de los consejos de su familia, une su destino al que será presidente de la nueva Irlanda. Su vida no es precisamente cómoda, ni feliz, ni su matrimonio afortunado; se aferra a sus hijos -con los que no conectó-, a su amiga –con un estilo de vida antepuesto totalmente a los ideales del marido-, al intento de ser la mujer que su esposo quería –y que no logró; él dejó de hablarla los últimos diecisiete años de su vida-, y lo que la mantuvo viva: las joyas y el recuerdo de Nina, la mujer rusa que se las confió.
La novela nos muestra, de fondo, la historia de la independencia de Irlanda de Inglaterra; entre sus protagonistas están las distintas posturas que hubo en el proceso y Rita, con su vida conformista, rayando en la propia anulación, dedicada en cuerpo y alma al marido y su causa, donde no supo salir de su mente pequeña, de sus aspiraciones contrarias, donde no  encontró un hueco en la historia, sí aprendió a refugiarse y soñar junto a esas joyas, por las que sentía una devoción fanática, adorándolas a escondidas, y digamos, raptándolas de su encierro para lucirlas cuando pensaba que nadie podría admirarlas como debían; ellas fueron la causa no solo de sus momentos más felices, sino de su ruina.
La novela está contando con sencillez desde la perspectiva de Rita, nos muestra su mente y la de los demás, recorremos con ella, los años difíciles de la independencia irlandesa, con sus atrocidades y banalidades, con sus sueños y sus realidades, desde esa cocina, esa vida doméstica, esa rutina casi alienante, donde solo sobresalía el brillo majestuoso de las joyas imperiales rusas.
Eva Monzón Jerez

No hay comentarios:

Publicar un comentario