lunes, 30 de julio de 2012

SEÑALES QUE PRECEDERÁN AL FIN DEL MUNDO. Yuri Herrera


Título: Señales que precederán al fin del mundo
Autor: Yuri Herrera
Editorial: Periférica
Págs: 128
Precio: 16€

Señales que precederán al fin del mundo es la segunda novela del mexicano Yuri Herrera, cuya obra está publicando Periférica en España.
La frontera entre México y Estados Unidos es el territorio en el que se mueve el libro, tratando siempre de eludir los lugares comunes al respecto. El sustrato prehispánico está muy presente, en un ejemplo de novela transculturada: el mito indígena de Mictlán está en la base de esta historia en la que una mexicana, Makina, cruza la frontera para llevar un mensaje a su hermano (celebro en este inciso lo conseguido que está el personaje del hermano), que emigró hace un tiempo. El mismo mito determina la estructura en nueve capítulos de la novela, en la que asistimos al viaje de la protagonista. Las voces mexicanas que aparecen en el texto nos pueden hacer sentir por momentos que nos estamos perdiendo algo, pero algunas de ellas se comprenden por el contexto y con el transcurso de las páginas uno consigue sumergirse a pulmón libre en esta lectura que acaba conmoviendo.
Una amalgama de ideas y sensaciones se reúnen en la persona del lector: el imperialismo y el patriotismo estadounidenses, la política de inmigración (en la que no podemos evitar recordar las descorazonadoras ideas del sheriff Joe Arpaio) o la clásica dicotomía en las letras hispanoamericanas (desde el Facundo de Domingo Faustino Sarmiento) entre civilización y barbarie. Quizá no esté de más destacar las palabras que un personaje pronuncia sobre lo que supuso para él ir a la guerra, a la que se refiere en estos términos: "No es como en las películas (…) Ya sé que aquí todo parece como en las películas, pero allá no es así. Te pasas días y días encerrado y parece que no sucede nada hasta que un día sales pero no sabes contra quién peleas ni dónde te los vas a encontrar. Nomás de repente te enteras de que tu cuate se murió esa mañana sin que nadie supiera de dónde vino la bala, o te topas con una bomba que nadie vio arrojar, que estaba ahí, esperándote. Luego hay que ir a buscarlos. Pero cuando los encontramos no están haciendo nada y hay que creer que sí son ellos los culpables, porque si no te vuelves loco."
La parquedad y exactitud del estilo de Herrera quizá recuerde a algunos a otro mexicano, Juan Rulfo, el gran Rulfo. Señales que precederán al fin del mundo ha supuesto para algunos lectores, entre los que me cuento, el conocimiento de un autor al que habrá que seguir en un futuro, buscando por ejemplo su primera novela, Trabajos del reino. Ambas han obtenido diferentes premios, tanto en América Latina como en España.
Jesús Artacho Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario