lunes, 30 de julio de 2012

CORAZÓN PINTADO. Xánath Caraza


Título: Corazón pintado
Autora: Xánath Caraza
Editorial: T. L. Press
Págs: 42
Precio: 5 € /8 $

Corazón pintado más parece un pequeño adelanto de algo más grande que vendrá con posterioridad. Así se llama este poemario, o quizá debería decir plaquette, de Xánath Caraza. Digo poemario porque contiene poemas aunque la mayoría de ellos ya han sido publicados en otros lugares. Sin embargo guardan cierta unidad y cierta semejanza argumental.
Xánath, estudiosa y reivindicadora de la cultura chicana, muestra una preocupación por los orígenes, por los ancestros y lo que le han legado. Tuve la ocasión de conocer a Xánath Caraza en un encuentro de poetas en Barcelona con el trasfondo de dos realidades culturales: la chicana y la charnega.
El poemario está editado en forma bilingüe en español e inglés e ilustrado por algunos artistas chicanos. Tan solo contiene dieciséis poemas. La mayoría de ellos ocupan una página pero algunos son más breves. El tema común que los recorre es el redescubrimiento de sus orígenes pero también hay temas secundarios: el contacto con la naturaleza, la pasión por algunos paisajes, la belleza, etc… Dejan descubrir una especial sensibilidad utilizando palabras que sensualmente nos van dejando mensajes, a veces con una cierta contundencia, aunque, la mayoría, relativamente serenos.
El tema principal del poemario creo que queda bien atrapado por el poema Yanga. En dicha composición se habla de la esclavitud, de los orígenes africanos y para ello se van sucediendo las palabras casi a modo de estribillo. Africanismos que se repiten y que se intercalan como un coro. Y tras ese estribillo algunos resúmenes históricos que vienen a recordar el pasado. Aquí unos versos que lo corroboran (p.8):

“Este es mi poema para Yanga.
Mandinga, malanga, bamba.
Rumba, mambo, samba.
Palabras llegadas de África.”

Algo más de esos orígenes, de los paisajes recorridos y recordados, viene desgranado en Olor a Mar del Norte (p.26):

“No es el olor al mar que conozco
Este mar no huele a mi mar”

Y también en esta otra estrofa de El rebozo de Adelita (p.35):

“Telares de canela.
Con diseños de amaranto.
Producción ancestral”

De la relación con la naturaleza, que se intuye en algunos de los poemas, como en el que da inicio al poemario y que se denomina Árbol de agua (p.6):

“Culebra roja deslizándose hasta mí
Silueta entre la bruma matutina”

Naturaleza, arte, todo uno, belleza al fin y al cabo. Del poema Estrella blanca (p.12):

“Pintora de cactus
Guardiana de la vida
El blanco nace de tus entrañas”

 Y del poema Floating Pink Shaman más de esa buscada unión ancestral con la tierra, aquí unión cuasi mística:

“Al cactus de sabiduría eterna
Generaciones de conocimiento
Corren por tus venas”

Finalmente otro de los temas secundarios que he señalado tiene que  ver con la belleza, con su búsqueda, con su contemplación, con el éxtasis. Qué mejor prueba que este breve poema denominado Copalillo que transcribo aquí en su integridad (p.22):

“Laberinto de ramas
De profundidad sin límite
Y rugosas texturas
Que arrulla la imaginación
En los torcidos troncos
Inicia el laberinto
De infinita sensualidad”

Xánath Caraza, Corazón pintado: sensualidad, naturaleza, belleza y reivindicación de los orígenes, en la brevedad de estos pocos textos, para descubrir.
Luis Vea

No hay comentarios:

Publicar un comentario