lunes, 16 de julio de 2012

BYE BYE BABILONIA. BEIRUT, 1975 - 1979. Lamia Ziadé


Título: Bye bye Babilonia. Beirut, 1975 - 1979
Texto e ilustraciones: Lamia Ziadé
Traducción: Elena Martínez
Editorial: Sexto Piso
Págs: 296
Precio: 26 €

Imagina que eres una niña de una familia acomodada. Tu mundo es prácticamente de color de rosa: salidas a comer en restaurantes con la familia, regalos bonitos, productos extranjeros de cualquier parte del mundo, etc, hasta que, de pronto, se desata la catástrofe en el país en el que vives. Una guerra civil, por ejemplo. ¿Cómo reaccionarías? ¿Cómo sobrevivirías? ¿Qué pensarías en cada momento? Todas las respuestas a estas y otras muchas preguntas las encontrarás en “Bye bye Babilonia”, el libro de Lamia Ziadé del que hoy os hablaré.
Lamia Ziadé, artista gráfica de gran prestigio en Francia (su país actual de residencia), era una niña de siete años cuando se desató en Libia el 13 de abril de 1975 la guerra civil que duraría hasta 1979. Lamia, que hasta aquel momento había vivido con todas las comodidades que la posición social de su familia le facilitaban (productos importados, visitas a restaurantes y negocios varios, una buena educación, etc), tendrá que adaptarse a una situación cada vez más difícil a la vez que su familia y ella misma intentan mantener cierta normalidad en sus vidas, como veréis a lo largo de las numerosas páginas de este completo libro de memorias gráficas que ha tenido bien a publicar Sexto Piso Editorial.
¿Cómo se entiende la guerra? ¿Cómo podemos siquiera llegar a aceptar que los altos mandatarios, cegados por las ansias de poder, sacrifiquen las vidas tanto de soldados como de civiles una y otra vez a lo largo de los siglos, de los milenios, de toda la historia de la humanidad? ¿Y quiénes son los buenos y quiénes son los malos cuando todos buscan lo mismo? Demasiadas preguntas, ¿verdad? Aunque no creo que sean tantas como las que probablemente se hizo Lamia Ziadé desde 1975 a 1979, cuando se vio sumergida en la guerra del Líbano y su vida cambió radicalmente.
Es curioso este libro. El texto se nos ofrece claro y lúcido, tan detallado como si lo que le sucedió a su protagonista hubiera tenido lugar hace unos días, y no hace tantos años. Por otro lado, las ilustraciones, numerosas y llamativas, de trazos gruesos la mayoría de las veces, nos transportan al mundo de los sueños dulces y de las más terribles pesadillas.
Muchos creen que la guerra es algo que sucede solo en países pobres o en vías de desarrollo. A todas estas personas les recomendaría que le echaran un vistazo (con los ojos y el corazón bien abiertos) a este libro de Lamia Ziadé. Y es que Lamia vivía en un Libano de ensueño, un país próspero donde era fácil hacerse con las mayores comodidades del momento. Lo que Lamia ni muchos otros como ella y su familia no sabían es que bajo ese espejismo de prosperidad había un polvorín a punto de estallar. Pronto tuvo (tuvieron) que saber y entender que en su país eran muchos los movimientos religiosos y políticos, y todos estaban enfrentados. La pequeña se vio forzada a madurar a golpe de mortero mientras combatía el miedo soñando con las cosas perdidas, con las personas que nunca más vería, con el final de una guerra absurda, sangrienta, cruel. Como todas las guerras a lo largo y ancho de este caótico mundo.
No estamos a salvo, ni mucho menos, pienso tras la lectura de “Bye bye Babilonia”. Nuestro mundo es frágil, y todos podemos estar viviendo en el mismo espejismo que vivían Lamia y su familia. ¿Aprenderemos alguna vez de las palabras de Lamia y la de tantos otros que sobrevivieron al horror de los hombres? Ojalá. Mientras tanto, te aconsejo que si quieres saber un poco más, entre muchas otras cosas, acerca de la historia reciente de Libia, del por qué de sus conflictos y del sentir de sus ciudadanos de a pie, no dejes de hacerte con ejemplar de este original libro de memorias ilustradas.
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario