lunes, 4 de junio de 2012

SOBRE HÉROES Y TUMBAS. Ernesto Sabato


Título: Sobre héroes y tumbas
Autor: Ernesto Sabato
Editorial: Seix Barral
Págs: 476
Precio: 20€

Autor muy longevo, al igual que el chileno Nicanor Parra, justo este año fallecía Ernesto Sábato (él en realidad prefería no acentuar su apellido), poco antes de cumplir un siglo de vida. Aparte de ensayos como El escritor y sus fantasmas, el argentino nos deja una destacable trilogía novelística compuesta por El túnel, de la que ya hablamos aquí no hace mucho, Sobre héroes y tumbas y Abaddón el exterminador. Aunque la que hoy nos ocupa es una historia de lectura independiente, con sentido propio, en un momento determinado se entrelaza con El túnel, cuando el narrador del “Informe sobre ciegos”, una de las partes que componen este segundo volumen, menciona la historia del obsesivo pintor Juan Pablo Castel y María Iribarne.
Sobre héroes y tumbas nos proporciona otra muestra de la altura que alcanzó Sábato como escritor. Conforme uno va pasando páginas, la calidad de la novela se va imponiendo al lector, que disfrutará de la prosa, de una madurez y un saber hacer que resultan difíciles de  cuestionar. Citaré un fragmento en el que se refiere a la relación entre nuestro nivel de felicidad y nuestra necesidad de expresión, nuestra creatividad: “Ahora advierto que escribía cada vez que era infeliz, que me sentía solo o desajustado con el mundo en que me había tocado nacer. Y pienso si no será siempre así, que el arte de nuestro tiempo, ese arte tenso y desgarrado, nazca invariablemente de nuestro desajuste, de nuestra ansiedad y nuestro descontento.” La idea me resulta atractiva, y me lleva a otras palabras, esta vez las de Juan Goytisolo: “Todo arte brota de la contradicción. Si se tiene todo claro, no se escribe.” Pero quizá nos estamos desviando del libro. Y es que hay ocasiones en las que uno no quiere contar mucho para que sea el propio lector quien descubra por sí mismo la aventura que le depara la lectura. Digamos que buena parte de sus páginas se centran en la relación amorosa que mantienen Martín y Alejandra, una mujer tan enigmática como atractiva. En la tercera parte, el “Informe sobre ciegos”, conocemos la paranoia del padre de Alejandra, una secreta secta que formarían los ciegos. Quizá sea la parte que más absorbente me ha parecido. En fin, qué vamos a descubrir que no sepáis: para muchos, uno de los mejores autores del siglo XX en lengua castellana.
Jesús Artacho Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario