martes, 5 de junio de 2012

OSCURIDAD INMORTAL. Cate Tiernan


Título: Oscuridad inmortal
Autora: Cate Tiernan
Traducción: Gabrielle Charbonnet
Editorial: SM
Págs: 397
Precio: 15,95 €

Oscuridad inmortal es la segunda parte de Amor inmortal, uno de los mejores libros de fantasía juvenil del año pasado.
Con esta segunda parte, su autora ha logrado que dejemos de creer en que “segundas partes nunca fueron buenas”, pues ha superado a la primera.
Nas se siente muy feliz en el retiro. Sus compañeros son todos amables y magníficos. Ahora bien, ella no puede dejar de pensar en que tal vez la oscuridad sea su verdadera compañera. Después de unos cuantos incidentes, Nas decide marcharse de allí. En su huida, se encuentra con Incy, su antiguo amigo, aquel del que huía. Es raro, pero Incy no parece peligroso, así que Nas vuelve a su antigua vida: desenfreno, noches locas y mucho alcohol. Pero entonces, algo ocurre: Incy la lleva a un lugar extraño, un lugar en el que los inmortales se alimentan de las almas de los humanos. Nas vuelve a sentirse asustada ante Incy. ¿Acaso se ha equivocado al marcharse del lado de River, Reyn y los demás?
Cate concibe esta segunda parte como una historia más oscura, cuyo personaje principal, Nastasya, se convierte en la protagonista fundamental. Es aquí también donde la verdadera personalidad de la joven saldrá a la luz, al igual que la de su compañero Incy.
Podríamos decir que la novela se articula en dos partes: la primera, mientras Nas todavía se encuentra en la granja y, la segunda, cuando vuelve a la ciudad con sus antiguos amigos. El contraste entre los dos mundos es total: mientras que el primero está lleno de paz, armonía y magia blanca, la ciudad se convierte en un espacio negativo, lleno de magia negra y de sombras acechantes y peligrosas para Nas.
El personaje tendrá que luchar contra otros, pero también consigo misma. Deberá aprender a darle importancia a las cosas que verdaderamente la tienen. Cate Tiernan siempre consigue transmitir al público lector una moraleja a través de una historia juvenil repleta de aventuras, terror e incluso amor. En realidad, el amor y odio en esta segunda parte se fusionan y se convierten en uno, para al final volver a separarse.
Como siempre, la narración es fluida y el lenguaje sencillo, por lo que se lee de una tirada. Además, cada capítulo acaba en suspense, para continuar enganchando al lector a la lectura. Se nota que Cate maneja todos los recursos novelísticos y los utiliza en esta segunda parte de una mejor manera que en la primera: se nota la evolución que la autora ha experimentado durante este tiempo, pues los personajes están mejor retratados y elaborados, al igual que las atmósferas que gobiernan en cada una de las dos partes del libro.
Oscuridad Inmortal es una novela juvenil fantástica que se va a convertir, como su antecesora, en una de las más leídas. Estoy segura de ello, porque reúne todos los elementos esenciales para captar al público y porque se han utilizado de un modo correcto, o incluso más que correcto. Esperemos que haya una tercera parte para seguir disfrutando de las aventuras de Nas. (Y de las de Reyn, porque estoy segura de que a todas nos encanta).
Elena Montagud

No hay comentarios:

Publicar un comentario