jueves, 7 de junio de 2012

MATEO QUETEVEO EN TEBAS. Andrés Chueca Cester


Título: Mateo Queteveo en Tebas
Autor: Andrés Chueca Cester
Editorial: Langenscheidt
Págs: 120
Precio: 12,90 €

Me fascinan los viajes en el tiempo, aunque si existieran, creo que no sabría qué época visitar. Pero, ¿y si no tuviera elección? Es decir, ¿y si viajara al lugar que la supuesta máquina o puerta temporal eligiera? Y aún más: ¿y si ni siquiera supiera que iba a viajar en el tiempo? Suena un poco inquietante dicho así, ¿verdad? ¿Lo será también para Mateo Queteveo en “Mateo Queteveo en Tebas”, la novela de Andrés Chueca Cester de la que hoy os hablaré?
Mateo Queteveo es un chico inteligente y la mar que despierto que estudia en un cole donde todos los niños tienen un mote (de ahí el nombre por el que le conoceremos). Un día, toda su clase se traslada al Museo de Historia para realizar una excursión. A Mateo no le parecería mal si sus padres no trabajaran allí y él viviera prácticamente en el museo. Intentando no ser visto por sus progenitores, Mateo acaba escondiéndose en un lugar mágico, tanto, que sin darse cuenta, acaba viajando al Egipto de la Antigüedad, y más concretamente, a la ciudad de Tebas. ¿Conseguirá nuestro chico adaptarse al lugar? ¿Y si no consigue nunca volver a casa?
Como he comentado antes, me encantan los viajes en el tiempo, aunque actualmente sólo se puedan realizar a través de la lectura y la imaginación. Lo que no os he contado hasta ahora es que la Historia siempre me pareció una asignatura aburrida en mi época de estudiante (lo que no quiere decir que no la estudiara. Por aquel entonces, yo era una chica muy responsable), y aún hoy, para adentrarme en ella, siempre prefiero que sea a través de libros divertidos y diferentes, de esos con los que acabas aprendiendo un montón del pasado casi sin darte cuenta de que te estaban hablando de Historia. En este sentido, “Mateo Queteveo en Tebas”, esta novela de aventuras de corte juvenil narrada y protagonizada por un intrépido adolescente, cumple con creces para mí con todas mis expectativas.
En esta primera aventura de Mateo Queteveo (pues pronto vendrán más) viaja a Tebas, una ciudad del Antiguo Egipto con mucho encanto. Allí hará amigos, algún que otro enemigo y conocerá cómo vivían las personas en la ciudad hace miles de años. La narración será brevemente interrumpida de vez en cuando con notas que nos informarán de datos la mar de curiosos y actividades divertidas, casi todas relacionadas con la cultura egipcia. Por si todo esto fuera poco, sabed también que el libro consta de unas estupendas ilustraciones realizadas por Daniel Montero Galán. ¡Sentirse dentro de la historia será prácticamente imposible!
Pero, ¿qué tiene este Mateo para que nos caiga tan bien? (Porque yo estoy segura de que a vosotros también os caerá en gracia). En primer lugar, como ya dije antes, Mateo es un chico inteligente, muy despierto, un adolescente muy parecido a los chicos de hoy en día. En segundo lugar, diré que Mateo resulta divertido, tanto por su ingenio como por sus peculiaridades (sobre todo, por sus manías). También llama la atención su pasión por el cine y por las películas que ve (y estoy segura de que esta faceta de él hará que conecte con el público adulto aficionado a la literatura juvenil). Además, Mateo siempre está preparado para la aventura, por muy peligrosa que esta parezca en un principio. ¿Qué más se le podría pedir?
“Mateo Queteveo en Tebas”, en definitiva, es una estupenda y educativa propuesta de corte juvenil con la que pasar un buen rato mientras aprendemos montones de datos interesantes sobre Egipto. Sumérgete ahora entre sus páginas y conoce a Mateo, a sus amigos egipcios y todas las emocionantes aventuras que con ellos vivirás, sin moverte del sofá, en una época de ensueño. Seguro que después te quedarás con ganas de más. ¿Te atreves a comprobarlo?
Actualmente solo podemos viajar en el tiempo con la imaginación y gracias a las historias que nos ofrecen el cine y la literatura. Buenos libros sobre el tema hay muchos, pero si he de recomendarte uno emocionante y divertido para todos los públicos, te diré que ese es “Mateo Queteveo en Tebas”, una obra inolvidable que sin duda no te dejará indiferente.
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario