lunes, 11 de junio de 2012

LUNA DE OCTUBRE. EL NAUFRAGIO DE LA HERRADURA. Andrés Cárdenas


Título: Luna de octubre. El naufragio de La Herradura
Autor: Andrés Cárdenas
Editorial: Port Royal Ediciones
Págs: 400
Precio: 18 €

Enterarte de cualquier cosa que pasa en el mundo hoy en día es tan fácil como encender el ordenador y echar un vistazo a los diarios nacionales e internacionales, las redes sociales, etc. Imaginad cuán difícil era hacer llegar la información a los ciudadanos hace un siglo, cuando los medios eran menos y más rudimentarios, y gran parte de la población (al menos la española), analfabeta. Pensad ahora en un pasado aún más remoto, el del siglo XVI, por ejemplo. ¿Creéis que han llegado hasta nuestros días todos los sucesos relevantes de aquel siglo? Probablemente no, por lo escaso de los medios. También porque algunas cosas no interesaba que se supieran. De esto y mucho más va “Luna de Octubre. El naufragio de La Herradura”, la novela de Andrés Cárdenas de la que hoy os hablaré.
Esta es la historia de Martín de Figueroa, un muchacho de la localidad jiennense de Trujala que decidió un buen día, impulsado por el reclutador Enrique de Argote, poner rumbo hasta Cartagena para convertirse en el grumete de Juan de Mendoza, el marino al frente de la flota del Mediterráneo en la época del reinado de Felipe II. Martín vivirá como marinero, entre otras muchas experiencias, el terrible naufragio de la flota en la bahía de La Herradura (Granada). No dará fin a su historia, sin embargo, tras relatar tan terrible episodio. Son muchas más las aventuras que vivirás más tarde en tierra junto a Martín si te decides por este libro, muchas que ver con los distintos oficios que desempeñará el muchacho, y alguna que otra con el amor.
Una gran desgracia ocurrió el 19 de octubre de 1562: debido a una gran tormenta, a un vendaval terrible, 25 de las 28 galeras que habían partido del puerto de Málaga rumbo a Orán y Mazalquivir en busca de soldados con los que reforzar las costas de Valencia frente al Gran Turco, naufragaron en la otrora apacible bahía de La Herradura. Casi 5000 personas perecieron aquel aciago día. La flota española quedó esquilmada. Paradójicamente, la noticia no tuvo gran trascendencia: no convenía que el Gran Turco supiera de la indefensión de las costas españolas. Andrés Cárdenas rinde su particular homenaje a este suceso tan poco conocido de la historia de España, a la vez que trascendente, en “Luna de Octubre. El naufragio de La Herradura”, una novela histórica narrada y protagonizada por un muchacho, Martín de Figueroa, de espíritu alegre y voluntarioso, un joven lleno de vida capaz de superar todos los obstáculos que se le presenten con optimismo y buenas letras.
La novela se divide en dos partes. La primera nos habla de la vida de Martín como grumete, de las hazañas que vivió hasta el momento culmen de su primera juventud: el terrible naufragio de la flota española en las costas de La Herradura. La segunda, por otra parte, nos llevará junto a Martín a vivir diversas aventuras en lugares como Granada y Baeza, ejerciendo oficios tan dispares como los de mamporrero de caballos y caballeros, golilla de biblioteca, estudiante universitario y profesor de una alumna muy especial. El libro podría en realidad dividirse en tres partes, pues la última etapa de Martín, aquella en la que ejerciera de profesor de la bella Leonor pagado por su protector, Pedro Blanco, se distingue como un bloque independiente y decisivo para el muchacho. Y digo más: el naufragio de La Herradura podría tomarse como un hecho secundario en la vida de Martín si no llegáramos a descubrir lo que nos revela esta última parte de la historia. Pero mejor lo dejo aquí y lo veis vosotros mismos cuando leáis este libro.
Como otras buenas novelas históricas, “Luna de octubre. El naufragio de La Herradura” hace un buen repaso a los hechos históricos acontecidos en la época en la que la trama se enmarca. A diferencia de otras obras, sin embargo, encontramos aquí una menor profusión de datos superfluos (lo que sin duda agiliza la lectura y hace que nos centremos en las aventuras de Martín, que es al fin y al cabo lo que más nos interesará) y un vocabulario mucho más asequible para el público lector en general.
Además de al naufragio de La Herradura, la novela rinde homenaje a los habitantes de la Granada de aquella época, al valor de la amistad y a la literatura del siglo XVI, ofreciéndonos, incluso, un autor célebre a la obra anónima “El Lazarillo de Tormes”.
“Luna de octubre. El naufragio de La Herradura”, en definitiva, es una novela histórica amena y de corte sin duda optimista, gracias a la cual, entre otras muchas cosas, tendréis por fin noticia de un terrible suceso que los libros de historia, para mayor desgracia, apenas recoge hoy en día. Si te interesa la historia de España, las novelas de aventuras clásicas y de amor, sumérgete ahora en las páginas de este libro en compañía de Martín de Figueroa sin miedo alguno al naufragio, pues estoy segura de que esta lectura te hará llegar a buen puerto. ¿Te atreves a comprobarlo por ti mim@?
Cristina Monteoliva

3 comentarios:

  1. Yo estoy preparando un post sobre este libro. Ya te aviso.

    AG

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias por pasarte por aquí, Alberto! El tuyo, además, es el primer comentario en la nueva etapa de La Biblioteca Imaginaria.
    Estaré pendiente de tu artículo sobre el libro.
    Un abrazo,

    Cristina

    ResponderEliminar
  3. Hoy me ha tocado a mí. Ya me dirás tu opinión. http://albertogranados.wordpress.com/2012/06/14/luna-de-octubre/
    Un saludo,

    AG

    ResponderEliminar