jueves, 7 de junio de 2012

LO REAL. Belén Gopegui


Título: Lo real
Autora: Belén Gopegui
Editorial: Anagrama
Págs: 392
Precio: 11 €

La historia que cuenta Lo real es, en pocas palabras, la del periodista Edmundo Gómez Risco. La narradora es Irene Arce, una compañera de trabajo que se remontará a la infancia de Edmundo para contarla, una infancia marcada por el encarcelamiento de su padre, que marcará las relaciones de Edmundo con compañeros de clase y amigos. Ya de mayor, Edmundo no destacará precisamente por su ética. Se trata de un hombre sin grandes escrúpulos que se las ingenia para mentir sobre su currículo y que parece no tener sentimientos de culpa.
La figura del trepa ha sido retratada por la literatura y el cine desde diferentes puntos de vista, desde el Lazarillo de Tormes hasta Match Point de Woody Allen. Aquí tenemos la oportunidad de hacernos una idea de las relaciones de poder y todos los tejemanejes que conllevan. La autora cita a autores como Rimbaud y César Vallejo y se deja caer con alguna frase digna de recordar: “Sabes que nunca me he fiado de la poesía. Sirve para lamerse las heridas, pero no las cura porque ni siquiera las toca.”
Mi impresión es que, conforme el libro avanza, conforme la acción va acercándose al presente y por lo tanto participa en los hechos la narradora, Irene Arce, va haciéndose más interesante.
Con respecto a la estructura del libro, hay que añadir que junto a la narradora encontramos el texto salpicado por fragmentos de un coro, como si de una obra griega antigua se tratara. Este “coro de asalariados y asalariadas de renta media reticentes” comenta y hace valoraciones sobre los sucesos que van aconteciendo o los comportamientos del protagonista.
La acción recorre la historia reciente de España. La madurez de Edmundo coincide por ejemplo con la manifestación contra la entrada del país en la OTAN.
Se trata de una novela para muchos interesante y que supuso un espaldarazo en la trayectoria de la madrileña Belén Gopegui, cuya última novela, Acceso no autorizado, aún puede verse en las librerías.
Jesús Artacho Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario