jueves, 7 de junio de 2012

LA ÚLTIMA SOMBRA. Agustín Lozano de la Cruz


Título: La última sombra
Autor: Agustín Lozano
Editorial: Grupo A.J.E.C.
Págs: 237
Precio: 14,95 €

No es lo mismo visitar una ciudad con la tranquilidad que da saber que tienes todo el tiempo del mundo que con el estrés de pensar que al día siguiente tienes que salir hacia otro destino. ¡Y qué maravilla poder pasar las horas muertas en un café admirando el entorno! Pero, ¿y si además llegaras a conocer a alguien (en dicho café) que cambiara totalmente tu vida? Tendremos que preguntarle por ello a Emm, una de las protagonistas de “La última sombra”, la novela de Agustín Lozano de la que hoy os hablaré.
Emm es una fotógrafa de viaje por Europa aficionada a la novela negra. Sam es un localizador de cine amante de la literatura vampírica. Ambos tienen en común el ser norteamericanos y el haber llegado hasta Sintra atraídos por la figura de Lord Byron. Que se encuentren en un café, entablen conversación y lleguen a entenderse, es solo una cuestión de tiempo. Que, además, más tarde, comiencen una relación amorosa y viajen a Roma, parece casi inevitable. Lo que no esperan ninguno de los dos es que alguien, al que Emm decide llamar Harry Lime, les siga hasta la capital italiana con no muy buenas intenciones. Tampoco que ciertos fenómenos inexplicables, más propios del mundo fantástico que del real, tengan cada vez más y más protagonismo en esta historia de amor de verano.
Hay muchos motivos por los que visitar una ciudad: por su gastronomía, por sus monumentos, por su clima y, ¿porqué no?, por los personajes a los que admiramos profundamente y que un día pasaron por allí. Así, persiguiendo la figura del escritor y gran vividor Lord Byron, es como Emm, una pelirroja  bastante llamativa y Sam, en apariencia un seductor, acaban en la ciudad portuguesa de Sintra, nos cuenta Agustín Lozano en “La última sombra”, novela Finalista del Premio Minotauro 2011 que tan acertadamente ha publicado recientemente Grupo A.J.E.C.
Emm y Sam son los protagonistas absolutos, también los narradores en primera persona de esta inusual y original novela con tintes góticos, fantásticos y detectivescos. De esta forma, a un capítulo narrado por Emm le sigue otro narrado por Sam, y así sucesivamente. Esta alternancia narrativa, sin duda compleja de manejar (lo que no quita que Agustín Lozano lo logre, y con tan buenos resultados) no solo hace que la historia sea más rica, al facilitarnos los puntos de vista de los dos personajes acerca de los inexplicables fenómenos que suceden a su alrededor, sino que también lleguemos a entender mejor precisamente la compleja psicología de ambos protagonistas.
Aparte de mucha acción e intriga a raudales (sobre todo si tenemos en cuenta lo extraño (y ya sé que me repito) de los sucesos de los que como lectores seremos testigos), la novela nos invita a hacer dos cosas maravillosas: la primera, salir a conocer las ciudades de Sintra, Roma y Madrid (lugares por donde los protagonistas nos llevarán a lo largo de la historia); y, por otro, interesarnos en todo lo escrito por autores como Borges, Rilke y Lord Byron, además de por la literatura gótica en todo su conjunto. Y de la novela negra americana, si me apuráis.
Por si todo esto que os cuento no fuera suficiente, sabed que esta novela analiza a la perfección la evolución de lo que podría denominarse “un romance de verano”. Un romance veraniego un tanto atípico, eso sí, por todo lo que sucede alrededor de los personaje; aunque también con ciertos elementos comunes a los de cualquier pareja surgida de esta forma, como pueden ser la euforia inicial, la pasión desenfrenada, la aparición de los celos, las inseguridades y finalmente… No, no os voy a contar el final. Y mira que me gustaría comentarlo con vosotros, porque desde luego que es de lo más interesante, algo que sin duda no puede dejar indiferente. Hagamos una cosa: ¿qué tal si os leéis “La última sombra”, me escribís entonces y lo comentamos detenidamente? ¿O es que acaso no te atreves a averiguar lo que esta obra esconde entre sus páginas?
Las vacaciones de verano son ideales para viajar, relajarse y a veces incluso para enamorarse perdidamente de un desconocido. Aunque, ¿quién sabe hasta donde podría llevarte un romance estival similar al que nos presenta “La última sombra”? La respuesta está en el libro. ¿Y a qué esperas para averiguarlo, tú qué tanta curiosidad tienes?
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario