martes, 5 de junio de 2012

LA INVASIÓN. Ricardo Piglia


Título: La invasión
Autor: Ricardo Piglia
Editorial: Anagrama
Págs: 194
Precio: 15 €

La invasión fue el primer libro publicado por el en la actualidad consagradísimo escritor argentino Ricardo Piglia. Se trata de un libro de relatos que Anagrama publicó hace unos años y viene encabezado por un breve prólogo del autor en el que nos informa de la revisión de algunos relatos años después, así como de la inclusión de otras historias escritas por aquella fecha pero que no fueron incluidas en la edición original de 1967. Es el caso de “Un pez en el hielo”, el complejo relato que cierra el libro, un libro que, para empezar, diremos que está estructurado en tres partes. Mientras que la segunda está constituida por una serie de cuentos más bien cortos, la primera y la tercera están formadas cada una de ellas por un único relato de extensión algo mayor.
El texto que abre el libro, “El joyero”, me parece de los más interesantes del volumen. Conocemos en él la historia de El Chino, que hará lo posible por volver a ver a su hija después de haber pasado unos años en la cárcel y de ser abandonado por su esposa. Se trata de un relato capaz de conmover al lector y que transmite, sobre todo en su segunda parte, una dosis considerable de ternura y emoción. “La ausencia era eso. Un lugar que uno conoce y recuerda de memoria, como si fuera una foto, donde uno falta”. Un relato que nos impregna de la triste situación de su protagonista y de su entrañable propósito.
En “La invasión”, el relato que da título al conjunto, volvemos a encontrar, esta vez en prisión, a ese viejo conocido de los lectores de Ricardo Piglia que es Emilio Renzi. Renzi aparecerá también en el último del relato del volumen, el ya mencionado “Un pez en el hielo”, donde lo encontramos en Turín, ciudad a la que ha llegado tratando de olvidar a una mujer y con el fin de estudiar la obra de Cesare Pavese, autor de cuyos diarios se citan distintos fragmentos a lo largo del cuento. Se trata de un relato muy literario, en el que también Kafka aparece, y en el que se habla del triángulo que forman la literatura, las mujeres y la muerte. Se trata también de un relato de reflexión literaria. “Quienes entendían a las mujeres escribían libros muy elegantes: Flaubert, Henry James. Quienes no las entendían, escribían libros caóticos: Melville, Malcolm Lowry.”, leemos.
En definitiva, estamos ante un libro que nos viene a mostrar la solvencia de la prosa de Piglia desde sus inicios. Es el tercer libro del argentino que leo y, aunque Respiración artificial sigue siendo por ahora el que más logrado me ha parecido, sin duda estos relatos que supusieron su debut merecen nuestra atención como lectores, puesto que componen ya una obra madura.
Jesús Artacho Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario