miércoles, 6 de junio de 2012

KNOCKEMSTIFF. Donald Ray Pollock


Título: Knockemstiff
Autor: Donald Ray Pollock
Traductor: Javier Calvo
Editorial: Libros del Silencio
Págs: 302
Precio: 20€

Parece una onomatopeya, el sonido de algo duro, demoledor: Knockemstiff. Y lo cierto es que el título de la ópera prima de Donald Ray Pollock parece acorde con su interior. Rodrigo Fresán ha dicho que el libro es “portentoso y bestial”. Nada que objetar. Brutal, sería otra palabra.
Knockemstiff es el nombre de una pequeña población situada al sur de Ohio (en el noreste de Estados Unidos) que ronda los doscientos habitantes. “Es un nombre muy agresivo para un sitio tan tranquilo”, opina un visitante en uno de los relatos que componen el libro. Se trata del típico pueblo perdido en medio de ninguna parte. O, en palabras más propias de la prosa de Donald Ray Pollock, el culo del mundo. Uno de esos pueblos de lo que suelen llamar “la América profunda”.
Un total de dieciocho relatos de extensión más bien breve componen el libro, publicado en España el pasado 2011 y que ha conseguido colarse en varias de esas listas que resumen lo mejor del año. Y lo cierto es que el libro reúne un puñado de buenas historias, que nos ofrecen un ramillete de personajes desesperados, fracasados y, en una palabra, descorazonadores, envueltos en tramas que coquetean con lo sórdido, lo inquietante, y que en muchos casos nos conmueven. La prosa del autor nos golpea, directa como el gancho de un boxeador. El de Donald Ray Pollock es un estilo crudo y ágil. Quizá no sea desacertado encuadrarlo en el denominado realismo sucio.
Entre las páginas del libro encontraremos alguna tierna y triste historia de paletos secretamente enamorados; a un adolescente protagonizando un episodio de violencia propiciado por su brutal padre, del que dice que lo único que se le daba bien era hacer daño a la gente; a otro que acabará huyendo de casa en autoestop una vez conocidas sus miserias sexuales, o a un grupo de jóvenes que quieren viajar a la lejana California, nombre bajo el que se esconden, entre otras, posibilidades de sexo con las que no paran de fantasear. Más de un maníaco pulula también por estos ambientes que se salen de lo común.
El aburrimiento, en definitiva, queda descartado: estamos ante un libro de innegable calidad que también es entretenido. No cabe duda de que se trata de un volumen conseguido. Habrá que seguir a este autor, cómo no. Por lo que respecta a su debut, me parece sencillamente brillante.
Jesús Artacho Reyes

No hay comentarios:

Publicar un comentario