miércoles, 6 de junio de 2012

HORMIGUERO. Margit Kaffka


Título: Hormiguero
Autor: Margit Kaffka
Traducción: Éva Cserháti y Antonio Manuel Fuentes Gaviño
Editorial: El Nadir
Págs: 198
Precio: 18 €

Un hormiguero, con un espléndido jardín en el exterior, maravilloso, lleno de luz, multicolor pero nada más que un hormiguero; un convento, hecho de paredes oscuras, grises, húmedas que absorben la alegría de las jóvenes que allí pasan sus días.
El convento está habitado por jóvenes, niñas y no tan jóvenes con distintos rangos, algunas habitan en el convento, otras residen fuera de él y acuden solamente a las clases que las monjas imparten, estas últimas, las que viven fuera, son muy envidiadas por la libertad de la que gozan fuera de los muros del convento.
La muerte de la madre superiora va a ser el punto de partida de los tejemanejes que se van a ir tramando para conseguir el ansiado puesto que ha quedado vacante, algunas estudiantes expertas observadoras van a ser testigo de los curiosos lazos de amistad que aparecen entre las mujeres de la congregación, de la lucha silenciosa y disimulada por alcanzar tan preciado premio.
Mientras tanto la joven Kornelia fantasea con su amor de verano, Erzsi, algo más mayor que el resto, traza un  plan para casarse con un señor mucho mayor que ella con el que verá asegurado su futuro, Helena es sobrina de la madre superiora fallecida, las demás monjas debaten sobre la conveniencia de que Helena se convierta o no en monja, pues en caso afirmativo la congregación recibiría una importante dote, muy necesaria para el buen funcionamiento de la congregación. Así van pasando los días en el interior de esas desnudas paredes, en medio de cuchicheos  a escondidas, pasiones secretas camufladas entre la amistad y la admiración, tristeza y anhelo.
Deliciosa prosa de la gran Margit Kaffka. Destaco de Hormiguero la descripción que hace del jardín del convento al inicio del libro, maravillosa y no querría acabar sin mencionar la interesante y concisa introducción que escribe Carmen Botello.
Patricia Bafalluy

No hay comentarios:

Publicar un comentario