miércoles, 6 de junio de 2012

GOLOWIN. Jakob Waasermann


Título: Golowin
Autor: Jakob Waasermann
Traducción: F. Oliver- Brachfeld y Alfredo Kanh
Editorial: El Nadir
Págs: 122
Precio: 12 €

Cuando uno lee por primera vez el nombre de Golowin, no se hace a la idea de que detrás de él hay otra vida. Porque este librito, es un pequeño acontecimiento histórico que te provoca desde el principio, creando una desazón ilógica que te abre las puertas de una vida hermosa, o quizá no tanto, pero una vida, que de una forma o de otra, nunca tendrás.
Esto ocurre en la Rusia que describe Jakob Wassermann, una descripción de la Guerra civil, escrita en los años 20.
La protagonista, María Von Krüdener debe marcharse de su hacienda, en Tula, para recuperar la relación con su marido. En el viaje que emprende, se mezcla la realidad con la ficción de lo que ella necesita que ocurra, y se intuye una necesidad de amor, un drama en su vida tintada con la pérdida de privilegios, claramente representada en la relación que María tiene con el resto de  huéspedes del lugar en el que se aloja. La inconmensurable riqueza de su mundo  interior le permite seguir hacia delante en su difícil camino histórico y vital.
Yo, tras la lectura, puedo decir que no es oro todo lo que reluce, pero eso, hasta el final, nadie puede corroborarlo.
En este tren que va hacia ninguna parte emocional, encontramos algunas connotaciones poco halagüeñas, pues en ocasiones es como si fuesen los trenes de la muerte que utilizaban los nazis en su plan exterminador de los judíos. De hecho, hasta se podría oler el perfume de los miles de seres humanos que pasaron por ello a la historia.
No creo que haya más que decir, quizás, que se trate de una pequeña fábula sobre la lucha del hombre más allá de los motivos que le lleven a ella, por soportar lo irracional de sus comportamientos, así como la necesidad, en ocasiones pecaminosa, de buscar una salida.
Elvira Ramos

No hay comentarios:

Publicar un comentario