miércoles, 6 de junio de 2012

FILATELIA POÉTICA. Pablo Umanzor


Título: Filatelia poética
Autor: Pablo Umanzor
Editorial: Ediciones Oblicuas
Págs: 68
Precio: 12 €

Filatelia Poética: sonora colección en un lenguaje de símbolos con afán de convertirse en estampillas adosadas a cartas escritas con designios infinitos.”Así define el chileno Pablo Umanzor (22 de agosto de 1976, Talca) su primer poemario.
Desde muy pequeño comienza a escribir textos que se irán convirtiendo poco a poco en poemas, pero sus primeras obras publicadas han sido de narrativa: “La libertad del encierro”, conjunto de relatos, y “Un hombre debajo del pantalón”, de género novela.
La presente edición es una especie de antología de escritos de diversa estructura formal, y misma índole poética. No importa si es verso o prosa, todo el texto está plagado de metáforas lúcidas, de silogismos, de alusiones históricas, todo ello narrado con un fuerte estilo que nace de lo que el propio autor denomina Irrealismo Crédulo.

“Todo hombre lleva dentro un coleccionista
Algunos acumulan filatelia de sutiles cosas
Otros títulos como enfermos y aplausos como molinos
Muchos, estúpidas esperanzas e incultura
Pocos, deshilachados e hilarantes sueños.”

Él parece el soñador. En medio de la tristeza desperdigada de la realidad, rebusca en los motivos, y encuentra, de alguna manera, trocitos de universo con los que jugar para alimentarse el alma.
Se puede decir que el ejercicio de buscar en lo onírico, en lo irreal, y la necesidad de que esa irrealidad exista como medio de fuga es al mismo tiempo una crítica exhaustiva del presente del hombre, una  reflexión consciente de la historia de Chile y del mundo.

“Anclado en la incertidumbre y a horas de los fatuos sucesos de la tierra
Enfrento en silencio las soledades de amigos y coterráneos en sus ruinas y cuitas
La cruel metamorfosis de un paisaje devastado por las fuerzas submarinas y volcánicas”

Filatelia poética es una excelente obra de principio a fin. Hay que reconocer que resulta un poco breve, pero es la primera incursión poética de Umanzor, y por su corta edad se pueden esperar grandes cosas.
Merece la pena mencionar el prólogo de la colección que la editorial ha llamado La Nunca.
Define perfectamente si línea de catálogo y sugiere referencias como Baudelaire, Mallarmé, Dada, Jarry, Pessoa, Proust, o Cortázar.
“La nuca te llama para enarbolar la bandera de lo imposible en el corazón apestoso de la realidad”, concluye el prólogo de Alberto Trinidad. Yo desde luego, me voy con ellos.
Raquel Arévalo

No hay comentarios:

Publicar un comentario