miércoles, 6 de junio de 2012

EN EL PENAL. Frank Kafka


Título: En el penal
Autor: Franz Kafka
Traducción: Jorge Seca
Ilustraciones: Luis Peso
Editorial: Fin de Viaje Ediciones
Pags: 101
Precio: 15,50 €

¿A favor o en contra de la pena de muerte? ¿Crees que sería fácil imponerla en un estado como el nuestro? O, por el contrario, ¿costaría quitarla de un país donde la condena a muerte fuera prácticamente una costumbre ancestral? Estas son algunas de las preguntas que tal vez deberías hacerte antes de leer “En el penal”, el libro de Franz Kafka del que hoy os hablaré.
El expedicionario es invitado por el comandante de la isla en la que se encuentra  de visita a asistir a la ejecución de un soldado insubordinado. La ejecución se llevará a cabo en breve, prácticamente en privado. El encargado de esta ejecución, el oficial, lo tiene ya casi todo preparado. Pero aún falta algo: enseñarle al visitante los pormenores de la máquina y las bondades de este tipo de ejecución. ¿Conseguirá convencer a su invitado con su relato y conseguir, tal vez así, que las cosas vuelvan a ser con respecto a las ejecuciones tal y como eran cuando gobernaba en anterior comandante?
Seguro que al leer el nombre de Franz Kafka te vienen a la mente “La metamorfosis” o “El proceso”, sin duda dos de sus piezas más famosas. El autor austriaco de origen judío, sin embargo, escribió muchas más obras interesantes a lo largo de su vida, novelas y relatos capaces de conmover incluso al más duro de nosotros. “En el penal”, rescatada recientemente por Fin de Viajes Ediciones, es ejemplo de ello.
“En el penal” es una de esas obras que viajan a caballo entre lo que podríamos denominar un relato largo y una novela corta. No creo, sin embargo, que encuadrarla en un sitio o en otro sea lo que más os preocupe una vez que empecéis a leer esta historia tan intensa como lúgubre, a la vez que imperecedera en sus mensajes.
Un expedicionario llega a una isla donde hasta no hace mucho las ejecuciones estaban a la orden del día, le cuenta el oficial al cargo de la máquina donde se llevan a cabo dichas ejecuciones. No suele haber juicio previo, relata después para asombro de un cada vez más incómodo expedicionario. Lo que le sorprende al oficial, sin embargo, son otras cosas: la actitud del nuevo comandante, la falta de público a las ejecuciones, lo mucho que le cuesta mantener la máquina para su correcto funcionamiento…
Cinco son las principales piezas de este juego macabro en el que nos veremos involucrados, queramos o no, en cuanto nos sumerjamos en las páginas de este libro: el oficial, ese ferviente defensor no ya solo de la pena de muerte, sino de la necesidad de que esta se ejecute con una crueldad extrema (para él, tremendamente ejemplarizante); el expedicionario, ese invitado que tiene que asistir a la fuerza tanto a la ejecución del reo como a la pormenorizada descripción de la máquina y sus funciones por parte del oficial; el guardia y el reo, seres en realidad sin maldad y sin miedo (incluso nos resultarán divertidos); y, por supuesto, “la máquina”, ese monstruo de la ingeniería y de la crueldad humana que tan difícil se nos hará olvidar después de la lectura.
La presente edición viene acompañada por las más que acertadas ilustraciones en blanco y negro de Luis Peso, tan en sintonía con el texto que es imposible imaginarse este libro sin ellas.
“En el penal”, esta obra corta y tal vez no tan conocida de Franz Kafka, es un libro que no sólo nos hace cuestionarnos la idea que tengamos (tanto en un sentido como en el otro) acerca de la pena de muerte, sino también de lo que es justo y lo que no, de lo que es necesario y lo que se pasa por tremendamente excesivo, de lo que es humano y lo que debería considerarse una aberración. Se trata este, por tanto, de un libro entretenido y fácil de leer; pero también de una pieza profunda y cargada de mensajes sobre los que cualquiera que tenga un mínimo de eso que llamamos conciencia debe meditar.
Imposible dejar aparte el debate sobre la pena de muerte hoy en día. Las posturas son encontradas, tampoco se ponen de acuerdo los que la defienden. Así que tanto si sabes del tema en profundidad, pero no temes pensar en ello, no dejes de leer “En el penal”, una obra sencillamente genial que va a sorprenderte de una forma o de otra.
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario