jueves, 7 de junio de 2012

EL TALLER DE LOS LIBROS PROHIBIDOS. Eduardo Roca


Título: El taller de los libros prohibidos
Autor: Eduardo Roca
Editorial: Martínez Roca
Págs: 640
Precio: 20,90 € / 14,99 € (ebook)

¿Por qué no?, nos dice Eduardo Roca con esta novela, la invención de la imprenta pudo ser así. El autor parte de un tema ficticio para articular la trama de toda la obra sobre datos fidedignos. La invención de la imprenta se lleva a cabo con el objetivo de difundir el saber a las capas más bajas de la sociedad, enfrentándose así a la dominación absoluta de la cultura por parte de la Iglesia católica. Es una novela, ficción por tanto, pero podría haberse dado en la realidad sin la menor duda. Eduardo Roca traza magistralmente las relaciones de poder, amor, amistad entre personajes, describe con precisión la sociedad medieval del siglo xv y nos transporta a un mundo lejano en el que se hunden nuestras raíces para resaltar la importancia de un hecho que ha marcado la cultura occidental: la democratización del saber, el derecho a la educación para todos los ciudadanos.
Sobre este tema se vertebra otro no menos importantes: el amor se muestra en la novela de muchas formas. Vemos amor entre un padre y una hija cuando Lorenz no se derrumba ante la desgracia  y lucha por darle a Erika un futuro seguro. Vemos un amor puro y desinteresado cuando Lorenz abre de nuevo su corazón para entregárselo a Olga. Un amor dominante y dominado es el que existe en la relación de Nicolas Fisher e Ilse. Y un amor fraternal hacia el prójimo el que profesa el padre Warheit cuando procura alimento para los pobres de su parroquia. Por encima de todos ellos se haya el amor hacia la sabiduría, que guía toda la trama.
Varias historias se entremezclan en el comienzo de la novela, sin aparente relación para luego entrever que todo está conectado. Lorenz es un orfebre que trabaja en el taller de su suegro. Una noche su casa se incendia y tiene que elegir entre salvar la vida de su mujer o la de su hija. Es la segunda la que sobrevive y Lorenz llevará su decisión marcada en su espalda para el resto de sus días. Es precisamente en el taller de orfebrería donde conoce a Olga, la mujer que le hará creer de nuevo en el amor y la que, junto a su hija, le ayudará en la creación y perfeccionamiento de la imprenta. El acercamiento a un grupo de sabios preocupados por la difusión del saber le llevará a relacionarse con un comerciante, un profesor de universidad, un librero y el padre Martin Warheit, cuya amistad le marcará profundamente.
La acción se desarrolla en la ciudad de Colonia durante el siglo XV, siendo esta también uno de los personajes de la novela. A través de Erika visitamos, por ejemplo, el mercado de la ciudad, con Lorenz conocemos el funcionamiento de un taller y las relaciones laborales entre patrón y trabajadores. Nicolas Fisher nos introduce en su mundo privado de placer, en el que mezcla la cultura alemana con la árabe. Alfonso nos muestra cómo son marginados los enfermos y discapacitados físicos, siendo recluidos en el extrarradio de la ciudad, o en la oscuridad de lóbregos sótanos.
El taller de los libros prohibidos: una novela que nos lleva a un pasado remoto para tomar conciencia de lo que tenemos en el presente y lo que legar a las generaciones futuras.
María Carrascosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario