martes, 5 de junio de 2012

EL MEJOR AMIGO DEL OSO. Arto Paasilinna


Título: El mejor amigo del oso
Autor: Arto Paasilinna
Traducción: Dulce Fernández Anguita
Editorial: Anagrama
Págs: 320
Precio: 19 € / 9,50 € (edición compacta)

Los gatos y los perros son excelentes animales de compañía. También los pájaros, los hamsters y otros roedores. Hay quien hoy en día, sin embargo, elige otros animales más exóticos como mascota. Pero, ¿quién tendría como mejor amigo, dentro del reino animal, a todo un oso pardo? No mucha gente, desde luego. ¿Y si además os digo que el dueño de este oso es un pastor luterano? Increíble, ¿verdad? O quizá no tanto después de leer “El mejor amigo del oso”, la deliciosa novela de Arto Paasilinna de la que hoy os hablaré.  
Oskari Huuskonen es el pastor luterano del pueblo de Nummenpää, en Finlandia. Sus sermones son del todo incendiarios, y últimamente no hay quien soporte el humor que se gasta. Por eso sus vecinos deciden regalarle en su cincuenta cumpleaños un oso pardo que recientemente ha quedado huérfano. Saara, la mujer del pastor, no está nada contenta con tan curioso regalo. Aún así, el pastor decide quedarse con un animal con el que no sólo aprenderá mucho acerca de los osos pardos, sino con el que vivirá aventuras sin igual a lo largo y ancho del continente europeo.
Hay novelas que, a simple vista, pasan por una cosa cuando en realidad son otras. “El mejor amigo del oso” sería una de ellas. Y es que seguro que después de leer el párrafo anterior habréis pensado que ésta es una novela ligera, una comedia de enredo sin más, de ésas que dejan un buen sabor de boca y se olvidan rápidamente. Nada más lejos de la realidad, amigos. “El mejor amigo del oso”, efectivamente, es una novela llena de humor, pero uno muy peculiar. Los personajes viven una buena cantidad de aventuras de lo más extravagantes también, eso no os lo niego. Se lee con facilidad y deja un regusto delicioso, hasta ahí todo correcto. Aunque hay algo más: esta novela tiene un trasfondo que nos invita a reflexionar. He ahí lo que sin duda hará que no os olvidéis de ella tan fácilmente.
Me entenderéis mejor si os hablo un poco más de Oskari Huuskonen, uno de los protagonistas de esta historia. Oskari es un pastor luterano cincuentón que lanza mensajes corrosivos desde su púlpito, pero que no predica precisamente con el ejemplo (le es infiel a su mujer, entre otras cosas). Esa fe que era tan fuerte antes, además, se ha ido perdiendo poco a poco, de forma que lo que predica es pura hipocresía. La llegada del oso coincide con su crisis total de una fe. Y os digo más: lejos de intentar reconciliarse con Dios, Oskari se pasa toda el tiempo de ahí en adelante buscando una explicación científica a la existencia del hombre y de todas las cosas que pueblan el ser humano. Y señales del espacio exterior, dicho sea de paso.
El contrapunto a este pastor cascarrabias lo pone Lucifer – Belcebú, el oso al que el reverendo adopta como mascota. Como pronto descubriréis, éste no es un oso cualquiera. Su inteligencia sorprende, también su habilidad para aprender a hacer todo tipo de cosas la mar de interesantes. Es por tanto un ser adorable, y se le echa de menos una vez terminada la lectura. Una pena que el autor no escriba una segunda parte con más de sus aventuras.
El libro, por otra parte, proporciona datos la mar de interesantes acerca de cómo fue la Segunda Guerra Mundial para los fineses, la historia de la isla de Soloveski o la de la isla de Malta, por poner sólo unos ejemplos. O sea, que buena documentación al autor no le falta en ningún caso.
“El mejor amigo del oso”, en definitiva, es una novela divertida a la par que reflexiva que nos hará conocer ya no sólo la amistad entre un oso y un hombre, además de otras interacciones de ambos con otros personajes interesantes, sino también un montón de increíbles aventuras por toda Europa, teorías disparatadas y datos históricos que puede que, de otra manera, jamás llegáramos a conocer. Son muchos más las cosas que encontraréis si os decidís por su lectura, yo no puedo más que recomendaros que os decidáis por una novela tan completa, inteligente e hilarante como ésta.
La gente hoy en día, como decía antes, adopta animales de compañía de todo tipo. La mayoría, sin embargo, no suelen ser tan grandes y peligrosos como un oso pardo. Pero, ¿cómo deshacerse de él cuando llega a ser el mejor de tus amigos? Respóndeme sólo cuando leas “El mejor amigo del oso”, una obra realmente inolvidable.
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario