martes, 5 de junio de 2012

EL BESO DE GLASGLOW. Craig Russell


Título: El beso de Glasgow
Autor: Craig Russell
Traducción: Santiago del Rey
Editorial: Roca Editorial
Págs: 320
Precio: 19 €

Años cincuenta. Final de la Segunda Guerra Mundial. Glasgow, Escocia. Un caso de desaparición. Un detective problemático. Una rubia imponente. La mafia escocesa. Los suburbios de una ciudad que intenta recuperarse... Este es el contexto de “El beso de Glasgow”, la segunda entrega de la saga de aventuras del detective privado Lennox.
Sheila Gainsborough es una bella cantante que ha triunfado en un escenario poco propicio. Su hermano ha desaparecido y ella llega una tarde a la oficina del detective para que éste se encargue de buscarlo. Lo que en un principio parecía un simple caso de desaparición se convierte en la punta del iceberg de una trama de corrupción, mafia y tráfico de drogas a gran escala.
Lennox ha sido contratado también por uno de los jefes mafiosos de Glasgow, los Tres
Reyes, para averiguar quién está intentando extorsionar la pelea de boxeo que se producirá en pocos días entre el campeón local Bobby Kircaldy y el alemán Jan Schmidtke. Pelea en la que Willie Snelddon ha apostado una gran suma de dinero.
La historia, contada en primera persona por el propio Lennox, transporta al lector al mundo interior del detective, ayuda al lector a entender al protagonista, lo conduce a través de sus propios pensamientos y pesquisas en la evolución de la trama.
Encontramos en la novela varios personajes típicos: Sheila Gainsborough, chica rubia, de ojos azules y físico despampanante. Es una prometedora cantante en un mundo hostil. Lennox, detective de oscuro pasado militar, “guaperas”, ligón, algo engreído, que justifica su comportamiento en su pasado trágico. Parece estar entre el bien y el mal (se relaciona del mismo modo con la policía y con la mafia). A pesar de todo, parece tener un código moral. Los Tres Reyes (Willie Snelddon, Johnny Cohen y “Martillo” Murphy). Intervienen poco en la novela, aunque están siempre de fondo por su relación con Lennox. Davey es un huérfano que admira profundamente a Lennox, pero que tras una paliza brutal, se desengaña de la vida novelesca que cree que llevan los detectives.
Pero si hay un personaje principal por excelencia en esta novela es el paisaje y las costumbres de Glasgow. El autor describe detalladamente los suburbios y las riquezas de la ciudad, las costumbres de sus habitantes, los prejuicios hacia la etnia gitana escocesa e irlandesa, etc.
Como conclusión, estamos ante una novela con todas las características del género policíaco/detectivesco. De lectura fácil, acción lenta y fluida, personajes coherentes y un final abierto que invita a la imaginación del lector a crear nuevas aventuras…
María Carrascosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario