martes, 5 de junio de 2012

Conversando en diferido con LAURA GALLEGO


Tenemos la suerte una vez más de comenzar una nueva actualización de La Biblioteca Imaginaria con una entrevista vía email. La autora, en esta ocasión, es Laura Gallego, una escritora prolífica que sin duda a casi todos os sonará, aunque sea de oídas, pues el suyo se ha convertido (muy merecidamente) en pocos años en uno de los nombres de referencia de la literatura juvenil en español.
Laura ha publicado recientemente la novela “Donde los árboles duermen” (y la reseña, como siempre, la encontraréis tras este artículo). Hablamos con Laura de su novela, pero también de otras cosas. No os lo perdáis:

¿Cuándo comenzaste a escribir?
A los diez años, más o menos. A los catorce terminé mi primera novela, y a los veintiuno publiqué por primera vez la que en realidad era ya mi novela número catorce.

¿Por qué literatura juvenil?
¿Y por qué no?

¿Te imaginas tu mundo sin la literatura?
Claro; soy escritora, mi trabajo consiste en imaginar mundos posibles... o imposibles. Pero habría que matizar si hablamos de un mundo en el que yo no hubiese llegado a conocer la literatura o, por el contrario, que se diera el caso de que me quedara sin ella después de todos estos años. Me explico: podría ser una campesina medieval que jamás hubiera aprendido a leer. En tal caso, supongo que mi mundo no cambiaría demasiado, porque no sabría qué me estaba perdiendo. Probablemente escucharía los relatos de los juglares y soñaría despierta, sin imaginar la cantidad de historias fascinantes que me podrían ofrecer los libros.
O también podría haber una gran catástrofe planetaria que acabara con nuestro mundo tal y como lo conocemos. En ese ambiente post apocalíptico, por supuesto que añoraría los libros, poder leer y escribir. Aunque imagino que estaría preocupada por otras cuestiones más acuciantes. Por ejemplo, sobrevivir a la radiación.  


© Sergio Cuesta/Archivo SM.

¿Cómo surge la idea de escribir “Donde los árboles cantan”?
Este libro es, en realidad, la suma de tres historias entrelazadas: por un lado, la historia de Viana; por otro, la historia de Uri; y, por último, la historia de Nortia, el reino donde ellos viven, que es el marco y el nexo de unión de los dos personajes. La historia de Viana tiene su origen en un episodio del Belianís de Grecia, un libro de caballerías del siglo XVI en el que estoy trabajando para mi tesis doctoral. En dicho episodio, el héroe y sus amigos conquistan una ciudad, y más tarde "se reparten" a las doncellas de noble cuna como parte de los acuerdos de paz. Me llamó la atención que estas damas parecían muy contentas con sus matrimonios forzados, como si fuese un gran honor que se les hacía, y traté de ponerme en el lugar de una doncellita que se ve obligada a casarse con un hombre al que no conoce y a quien, además, considera su enemigo. Y así fui, poco a poco, desarrollando la historia de Viana. La historia de Uri tiene otro origen, pero, siendo sincera, no recuerdo cuál. Iba a ser una novela aparte, pero me di cuenta de que encajaba bien con la historia de Viana, de modo que estos dos personajes se han encontrado en una historia común y creo que es lo mejor que les podía haber pasado, porque sus vidas no habrían sido las mismas de no haberse conocido.

¿Cuántos libros de caballeros y de historias medievales has tenido que leer antes de escribir esta novela?
Muchos; pero llevo haciéndolo desde que era pequeña, y no para escribir este libro en particular, sino simplemente porque me apetecía.



Algunos opinan que “Donde los árboles cantan” es tu obra más madura. ¿Piensas tú lo mismo?
No lo sé; eso es algo que deben decir los lectores. No me corresponde a mí valorar mi propia obra porque, como autora, no puedo ser objetiva.

Pero, ¿has escuchado cantar alguna vez a los árboles?
Claro. Todo el mundo puede oírlos cantar, si presta atención :-)

¿En qué se parece a ti Viana, la protagonista de esta novela?
En nada, me temo. No desarrollo a mis personajes a mi imagen y semejanza. Intento que cada uno de ellos tenga su propia personalidad, acorde con sus experiencias vitales y con el mundo en el que vive.

© Sergio Cuesta/Archivo SM.

¿Te gustaría que “Donde los árboles cantan” se llevara a la pequeña o a la gran pantalla?
La verdad, prefiero que mis historias se queden en el papel. No entiendo esa obsesión con adaptarlo todo a una pantalla. Con las películas y las series nunca pasa. A los directores de cine nunca les preguntan si les gustaría que se escribieran libros sobre sus películas.

¿Qué esperas que encuentren los lectores en “Donde los árboles cantan”?
Sobre todo, una historia que les entretenga y que les haga pasar un buen rato.

¿Qué nuevos proyectos literarios tienes en marcha?
Muchos; tengo cerca de una docena de historias en mente, pero necesito encontrar tiempo para escribirlas. Lo próximo que va a salir es una novela para lectores a partir de 10 años, que se titula Mago por casualidad y que es una historia de humor y aventuras sobre los tópicos de la novela fantástica. Está previsto que se publique la próxima primavera en la editorial Bruño.

Muchas gracias, Laura, por tu tiempo y tus palabras. Esperamos que encuentres tiempo para escribir todas esas historias que rondan en tu cabeza, y que lo hagas tan bien como lo has hecho hasta ahora.
Gracias a Carmen Palomino, de SM, por las fotos para ilustrar este artículo.
Y por último, pero no menos importante, gracias a todos los que estáis como siempre al otro lado haciendo posible que este proyecto siga vivo semana tras semana.

Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario