martes, 5 de junio de 2012

Conversando en diferido con JOSÉ MANUEL FRÍAS


Hemos tardado, pero por fin estrenamos la sección de entrevistas de este 2012 en La Biblioteca Imaginaria. El entrevistado (vía email) en esta ocasión es José Manuel Frías, periodista y escritor muy interesado por los fenómenos misteriosos de todo tipo. José Manuel ha escrito sobre los misterios de Málaga, también de los de Extremadura. Sin embargo, el libro que reseñamos tras esta entrevista es “Granada misteriosa”, es decir, el dedicado a todos esos fenómenos paranormales, inexplicables y curiosos acontecidos en Granada y su provincia.
En fin, amig@s, que no os entretengo más. Aquí os dejo por fin con las interesantes palabras del autor:

¿Cuándo comenzaste a interesarte por los fenómenos misteriosos?
El interés por el mundo del misterio me viene desde niño. A muy temprana edad nacieron mis primeras dudas sobre determinadas cuestiones trascendentes, y me dispuse desde ese momento a luchar por esclarecer en parte esas incómodas interrogaciones. Me preocupaban temas tales como si existe la vida después de la muerte, o la vida inteligente en otros planetas. Era el niño raro de la clase y del barrio.
Creo que en esas dudas influyó mucho el hecho de que mi padre fuera médico cirujano, y que ya con 7 u 8 años lo acompañara a las salas de disección de la Universidad de Medicina. Ver los cuerpos flotando en las piscinas de formol, o desmembrados en los rincones de la estancia, me hizo pensar mucho en la vida y la muerte, en que la existencia es algo efímero, y que todos llegaremos algún día a pasar ese umbral del final de nuestros días. Así que me propuse averiguar si existían evidencias de otra vida más allá de esta.
Y en cuanto al periodismo, o la divulgación de misterios, fue algo más tardío, con 17 o 18 años. Me di cuenta de que era para mí tan necesario el aprender e investigar, como el compartir con los demás el fruto de mis investigaciones. Sería un ejercicio de egoísmo no hacerlo. Y 20 años después me reafirmo en esa opinión.

¿Cuál fue tu primer artículo acerca de un suceso misterioso?
Del centenar de artículos publicados en revistas nacionales como Más Allá, Año/Cero, Sexologies o Sensuality, creo recordar que el primero fue sobre la figura del jesuita Tiburcio Arnaiz, un místico de principios del siglo XX que protagonizó numerosos prodigios. Curiosamente, el segundo fue sobre Fray Leopoldo de Alpandeire, al que tanto admiro. Siempre me gustaron los temas religiosos. Posteriormente he publicado temas de todos los palos del misterio.



¿Has visto alguna vez algún fantasma?
Mi dedicación al misterio es desde el punto de vista del periodismo, como el reportero que cubre un partido de futbol o una corrida de toros. Quiero decir que no soy un investigador que use materiales complicados, ni haga pruebas de campo. Mi maquinaria es la cámara de fotos, la grabadora y el cuaderno. Hago entrevistas, visitos los lugares, busco en archivo. Por eso es más complicado que vea cosas raras por mí mismo. Aun así, se han dado algunas ocasiones curiosas, aunque escasas. En Cortijo Jurado, en Málaga, vi una figura blanquecina, con formas femeninas, durante décimas de segundo, además de oír voces donde no había nadie. En algunos otros enclaves he podido escuchar sonidos difícilmente explicables. Pero las ocasiones han sido mínimas. Fuera de eso, por desgracia, he visto a muchos fantasmas de carne y hueso, entre ellos a algún que otro político que casi lleva a España a la ruina.

¿Es más fácil creer en los sucesos fantasmagóricos que en los milagros de los santos o viceversa?
No es una cuestión de creencias, sino de estar mejor o peor informados. En cuanto investigas seriamente, te das cuenta de que ocurren cosas a nuestro alrededor que tropiezan con la ciencia más ortodoxa y cristalizada. Existen los fantasmas, de eso no cabe duda, al igual que existen, y perfectamente documentas, los milagros de los santos. Aquí no se trata de creer o no creer. Los que observan, sabrán que estos sucesos son reales. Los que se apoltronan en casa con ideas preconcebidas, no creerán ni en ellos mismos.

Aunque has escrito varias obras sobre misterios, la que hoy nos ocupa es “Granada misteriosa”. ¿Cuánto tiempo te ocupó la escritura de este libro?
La escritura muy poco. Creo que tuve la obra lista en menos de un mes. Pero el contenido es el fruto de la recopilación de sucesos e investigaciones que llevo realizando en Granada, como en otros lugares de España y el extranjero, en los últimos veinte años.



¿Cuál es el suceso contenido en “Granada misteriosa” que te ha parecido mucho más “misterioso” que cualquier otro?
Es difícil quedarse sólo con uno, pero quizá resaltaría el caso de la resurrección de tres niños, muertos por la acción de un rayo, a manos de la Virgen de la Tizná, en el pueblo de Jérez del Marquesado, a principios del siglo XVII. Lo bueno del caso es que se conserva un escrito, con tapas de cuero y hojas de pergamino, donde los personajes más relevantes de la época narraron y firmaron lo sucedido. Es una especie de acta notariada del misterio.

En  “Granada misteriosa” aparece un buen número de sucesos enigmáticos de todo tipo, pero nada relacionado con los extraterrestres, ¿por qué?
Porque el libro está estructurado en capítulos temáticos. En mis archivos tenía material interesante de muchos asuntos, pero en el campo ufológico había pocos casos, apenas un par de ellos, así que no los incluí por una mera cuestión estética. En Granada parece que los OVNIs flaquean. Hay casos, evidentemente, pero la provincia resalta más por cuestiones paranormales, místicas y legendarias.

¿Escribirías un segundo volumen sobre los misterios de Granada para incluir los fenómenos que se te hayan quedado en el tintero?
Claro. Siempre tengo en mente hacer continuaciones de mis libros para compartir nuevas historias que quedaron pendientes. Por ejemplo, tengo publicadas un par de obras de Málaga, y otro par de Extremadura. De ambos lugares hay una tercera parte que saldrá, si Dios quiere, próximamente, y estoy trabajando en la cuarta parte de las dos regiones. Con Granada me gustaría hacer algo parecido. Quisiera en un futuro, si se da la oportunidad, hacer al menos una segunda parte.



Después de varios libros sobre misterios en Andalucía y Extremadura, ¿no te apetecería utilizar algo de la información recopilada para escribir una obra de ficción?
El género de la narrativa me apasiona. De hecho, mi primera novela, nunca publicada, la escribí con apenas ocho o nueve años. Actualmente tengo una novela publicada, “El Secreto del Dalai Lama”, otra escrita a la espera de su publicación, posiblemente este año, y ando preparando la tercera. En todos los casos son novelas históricas, donde siempre fluctúa el misterio. La verdad es que me gustaría definir gran parte de mi futuro en ese sentido, en el de la narrativa histórica.

¿Qué nuevos proyectos literarios tienes en marcha?
Muchos, sobre todo literarios. Aparte de mis doce libros publicados, tengo diez a la espera de publicación, y estoy trabajando en otras ocho obras más. Me encanta escribir. Es la tarea más íntima de todas las relacionadas con la difusión. Es uno de los pocos trabajos, dentro del mundo del misterio, que puedes elaborar en pijama, jejeje.
Aparte de eso, este año tengo pendiente la realización de programas de televisión y radio, como presentador y reportero.

Muchas gracias, José Manuel, por tu tiempo, tus palabras y tus fotos personales. Esperamos no sólo que tus libros publicados tengan mucho éxito, sino que todos los que tienes a la espera de publicación estén muy pronto en todas las librerías de España.
Y a vosotros, amig@s lector@s, gracias por estar como siempre al otro lado de la pantalla.

Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario