lunes, 18 de junio de 2012

CENITAL. Emilio Bueso


Título: Cenital
Autor: Emilio Bueso
Editorial: Salto de Página
Págs: 288
Precio: 18 €

El apocalipsis está cada vez más cerca. Los signos parecen cada vez más evidentes, aunque cada cual piensa que el fin será de una forma diferente: por culpa de los zombis y otros seres similares, a causa de una gran guerra nuclear de todos contra todos, porque lo dijeron los mayas y lo que digan los mayas va a misa… Pero, ¿no suena todo esto un tanto descabellado? ¿No será que no nos damos cuenta de lo que hace verdaderamente funcionar el mundo, de aquello que cuando falte provocará el verdadero caos?, pienso tras la lectura de Cenital, la novela de Emilio Bueso de la que hoy os hablaré.
Año 2014. El petróleo hace tiempo que se ha acabado y la humanidad vive sumida en un infierno de supervivencia extrema y caos generalizado. La vida se ha vuelto dura incluso para la ecoaldea liderada por Destral, un profeta que vio venir el desastre mucho antes de que sucediera. Y es que todo parecía perfectamente organizado en la ecoaldea hasta que ciertos alimentos indispensables por sus nutrientes empezan a escasear. ¿Podrán conseguirlos gracias a los dos desconocidos que llegan a la comunidad? ¿Qué nuevas y terribles sorpresas les tiene preparado el destino a unos ecoaldeanos que ya de por sí lo han pasado tan mal? Y, finalmente, ¿existe el futuro para el ser humano, tal y como lo conocemos, en este nuevo mundo?
Es normal que nos de por pensar que el fin del mundo está cerca en los tiempos que corren, al menos el fin del mundo que conocemos. Conseguir un libro más o menos convincente con tu propia versión de lo que podría llegar a ser el futuro, es ya otro cantar. Se hace imprescindible para este menester, a parte de una imaginación detallista, una buena documentación que avale que lo que cuentas en tu obra podría llegar a suceder si se dieran las condiciones idóneas. En este sentido, creo que Emilio Bueso ha hecho, y muy bien sus deberes. Y no, no lo digo por decir. La novela está plagada de contundentes citas de un buen número de autores, citas que, entre otras, sirven, y mucho, al protagonista, Destral, de apoyo a la hora de escribir los innumerables manifiestos que nos vamos a encontrar a lo largo de estas páginas.
Pero vayamos por partes, que me temo que debo de estar liándoos. Y si vamos por partes, lo primero que he de decir es que esta es una novela heterogénea en cuanto a estilos narrativos se refiere. En ella encontramos las mencionadas citas de autores importantes, los manifiestos de Destral (en forma de entradas de un blog que empieza a escribir años antes del gran desastre) y, finalmente, lo que podríamos denominar la narración principal. En esta última nos encontramos con un narrador que hace las veces de reportero en la ecoaldea. Así, este ser externo nos cuenta lo que está sucediendo en el tenso presente del lugar, pero también el pasado de todos los integrantes de la comuna: Destral, el gran jefe de personalidad compleja (un héroe con malas pulgas, podría decirse, además de otras cosas); Agro, el encargado de la agricultura; Saig´o, el soldado; M1guel, el ex agente de la propiedad metido a alfarero; Nyharla, la reina del desguace; la compostelana Iriña y un largo etcétera de hombres y mujeres procedentes de un sinfín de lugares, cada uno con un pasado distinto pero con un presente y un futuro común.
Los lectores de Cenital encontrarán puntos en común con otras novelas de corte apocalíptico: el cambio radical de vida de sus personajes, esa valentía que nace de la desesperación, las ganas de sobrevivir a pesar de todo, incluso el salvajismo del que son capaces algunos de los personajes más primarios; pero también otros (insisto en que se nota, y mucho, la labor de documentación del autor) que la hacen una obra mucho más original que otras, como esa perfecta planificación y descripción de la ecoaldea en todos sus aspectos, así como de todos los problemas tan humanos como factibles que las personas “post-apocalípticas” se encontrarían en su día a día.
Llegados a este punto, algunos me diréis: ¿de verdad se caería el mundo por culpa del petróleo, por muy fuerte que sea ese pilar en nuestra sociedad? ¿No seríamos capaces de reaccionar a tiempo? ¿No somos más listos que todo eso? Preguntas sin respuesta. O quizá sí. Descúbrelo ahora a través de la lectura de Cenital, una novela bien cimentada, entretenida, emocionante, de personajes bien perfilados y mucho más, que sin duda te sorprenderá en muchos aspectos. ¿Te atreves a comprobarlo?
Cristina Monteoliva

No hay comentarios:

Publicar un comentario