martes, 5 de junio de 2012

CÁNDIDA DIPLOMÁTICA. Helena Cosano


Título: Cándida diplomática
Autor: Helena Cosano
Editorial: Algaida
Págs: 216
Precio: 17 €

Cándida, alegre, jovial, emprendedora, charlatana, marimacho y dueña de un positivismo tan desbordante que incluso llega a rozar lo enfermizo, pero sobretodo aventurera. Estas cualidades son las que lanzan a Cándida a iniciar la aventura más importante de su vida, su gran sueño: trabajar de diplomática en alguna embajada de España en el extranjero, en un país llamado Japutistán situado en un lugar escondido del mundo en medio de una interminable estepa, helada. Cándida ya convertida en diplomática emprende el gran viaje llena de ilusión, de mucha fuerza y de unas terribles ganas por saber cómo es este extraño país llamado Japutistán que le va a llevar a las puertas del cielo de la felicidad y en el que va a desarrollar una envidiable carrera profesional, o por lo menos eso es lo que ella cree. En el momento en que esta joven diplomática pone los pies en el aeropuerto de Japutistán  las cosas van a dejar de ser tan idílicas de lo que ella había imaginado.
Cándida diplomática es una novela divertida, alegre pero también plasma la soledad que se siente cuando uno está completamente solo en un país que dista mucho de ser el paraíso. Me ha gustado mucho cómo ha plasmado Helena Cosano la evolución de la personalidad de Cándida, de una manera claramente marcada si pensamos en la Cándida que comienza su andadura y en la Cándida del final de la historia.
La trama es muy sencilla, con pocos personajes, con una estructura muy amena  pero sobre todo original. Helena nos acerca al mundo de las embajadas, de los diplomáticos que trabajan en ellas.
Si alargo más la reseña creo que acabaré explicándoos más de lo que debo, así que solo os diré que os animéis a descubrir esta genial historia y me contéis luego si os animaríais o no a visitar Japutistán.
Y, por cierto, el título completo, tal y como aparece en la portada del libro, es Cándida DIPLOMÁTICA con mayúsculas. ¡Ahí queda eso!
Patricia Bafalluy

No hay comentarios:

Publicar un comentario